Padres de familia buscan acuerdos con autoridades de planteles particulares para pago de matrículas y pensiones

Algunos padres de familia que tienen a sus hijos en planteles particulares intentan llegar a acuerdos con las autoridades sobre el pago de las matrículas y pensiones.

En la mayoría de instituciones particulares y fiscomisionales el período de matrículas está previsto hasta fin de mes. Es por eso que los acuerdos de reducción siguen en marcha.

Rómulo López, representante de la Confederación Ecuatoriana de Establecimientos de Educación Católica (Confedec), calcula que hasta el momento se ha resuelto el 90% de las solicitudes de rebaja presentadas. Este beneficio se ha otorgado a un 15 y 20% de padres de alumnos matricu­lados.

Al momento, el Ministerio de Educación recepta los formularios en los que cada plantel particular y fiscomisional detalla los descuentos que aplica en matrícula y colegiatura, además de otras facilidades de pago que rigen para el año lectivo 2020-2021.

Con corte al 5 de agosto, en la zona 2 (Pichincha excepto Quito, Napo y Orellana), por ejemplo, se fijó un tipo de descuento a 21 694 estudiantes.

En la ficha se indica el porcentaje de reducción en matrículas y pensiones por nivel educativo y el mecanismo de aplicación de la misma.

En el régimen Sierra y Amazonía finalizaron el ciclo anterior 1,9 millones de estudiantes, de los cuales 340 968 estaban en centros particulares y 157 685 asistieron a planteles fiscomisionales.

Los reportes de las seis primeras zonas educativas, en las que se incluyen seis provincias de la Costa más Galápagos, muestran reducciones para 146 350 alumnos. En Quito, no todos los colegios han recibido el formulario ni han enviado el reporte al Ministerio de Educación.

Vinicio Aldaz, representante de Corpeducar, gremio que agrupa a centros particulares con pensiones de entre USD 400 y 600, asegura que la mayoría de sus miembros ya ha dado los descuentos que estipula la Ley de Apoyo Humanitario.

​Añadió que muchos planteles otorgaron una reducción general, ya que la norma establece descuentos de hasta el 25% para quienes demuestren haber perdido el ­trabajo o sufrido reducciones en sus salarios.

Pero en el caso de los establecimientos de Corpeducar también enfrentan otro problema que es que mantienen una cartera vencida de entre 15 y 22%.

López, en cambio, precisó que en los centros católicos de la Sierra finalizaron el ciclo anterior con una morosidad de hasta el 50%.

Mientras, la ministra de Educación, Monserrat Creamer, señaló que los requisitos para acceder a reducciones dependen de cada institución.

Semanas atrás, en la Asamblea Nacional, la secretaria de Estado manifestó la importancia de que las instituciones lleguen a acuerdos con los padres de familia.

Actualmente, 56 000 alumnos de colegios particulares se han cambiado a centros fiscales.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s