En cinco meses, israelíes ingresaron ocho veces al país

Los registros migratorios de los israelíes Shy Dahan (fallecido) y Oren Sheinman revelaron que ingresaron ocho veces al país antes de ser detenidos en junio, en la provincia de Santa Elena.

Los dos extranjeros, involucrados en la venta ilegal de fármacos, habrían dicho en la Aduana que llegaban por turismo y eventos.

Durante cinco meses, los sospechosos viajaron con pasaportes de Australia y de Israel. La mayoría de viajes los hicieron por aire y entre los países de origen están: España, Panamá, Colombia y Perú.

Producto de las investigaciones se determinó que mantenían a Perú como su lugar de residencia.

Por ejemplo, cuando salía de Ecuador y se dirigía a Lima, Shy Dahan, asesinado en la Penitenciaría de Guayaquil, usaba un pasaporte a nombre de Tomer Sheinman, una de las identidades falsas para despistar a las autoridades en los aeropuertos y fronteras.

En el expediente por enriquecimiento ilícito, delito que se les imputa a los dos extranjeros, se indica que él tenía una novia en Perú. Ella sería un elemento clave para entender cómo operaban, incluso, se conoce que la mujer estuvo en Santa Elena cuando ambos fueron detenidos.

En el proceso consta una declaración juramentada que realizó ante un notario. En el escrito, la mujer indica que los USD 100 000 que la Policía decomisó en el vehículo en el que se transportaban Dahan y Oren eran de su propiedad.

Como parte de la ruta, los agentes consideran que los extranjeros tenían colaboradores en Perú que les proveían de transporte, dinero y logística. En los documentos judicializados se indica además que la mujer fue quien alquiló un departamento en Salinas. Esa propiedad sirvió como punto de encuentro para guardar el dinero que recibían por la venta de mascarillas y pruebas covid-19, durante la emergencia. La Policía halló en el inmueble cerca de USD 500 000 y un vehículo BMW en el que viajaba a Quito y Guayaquil.

Además, hay reportes de que el auto era usado como parte de su fachada falsa de agentes de la DEA. Con la muerte de Dahan su proceso se extingue, pero en el caso de Oren Sheinman, continúa.

El pasado miércoles, en Santa Elena, el juez Vicente Guillén le dictó auto de llamamiento a juicio por presunto enriquecimiento privado no justificado, tras su detención en la que se le incautaron USD 312 000 y documentos de identificación falsos.

Durante la diligencia, el involucrado no estuvo presente debido a que aún permanece en un hospital de Guayaquil, tras un ataque que sufrió en la Penitenciaría del Litoral, en cuyo lugar murió su amigo.

La defensa de Sheinman solicitó que luego de su recuperación sea trasladado a otro centro carcelario para evitar riesgos. Mientras, la Embajada de Israel en Ecuador también exhortó -días atrás- que se garantice la vida de su ciudadano.

Fuente: Pichincha Universal ,Republica del Banano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s