Ecuador pospone pago de deuda con China, pero no descarta la solicitud de un nuevo crédito

Con el proceso de reestructuración de la deuda con los bancos chinos, el Ecuador pospondría el pago de USD 4 020 millones hasta el 2022 con el Eximbank, año en el que se empezará a pagar el capital.

Estos recursos debían pagarse entre lo que resta de este año y el 2021, pero con el acuerdo se pagará desde marzo de 2022 hasta el 2029.

La deuda del Ecuador con el Eximbank asciende a USD 2 422,8 millones, que es el 44% de todos los compromisos que el país tiene con China y que suman a julio USD 5 431 millones.

Al estar sobreendeudado, sin liquidez, el Gobierno ha buscado este año prórrogas y modificación en las condiciones de los préstamos.

Hasta ahora, se ha logrado retrasar el pago de USD 4 020 millones. Esa cifra incluye la renegociación de deuda con cuatro actores: tenedores internacionales de bonos, acreedores que tienen papeles de la petrolera Petroamazonas y los bancos de China CDB y Eximbank.

El pasado 5 de agosto, el Gobierno informó que se postergó el pago de USD 417 millones que debía hacerse al China Development Bank (CDB) entre este año y junio del 2021. Tras las negociaciones, los recursos comenzarán a pagarse en cuotas mensuales desde el último trimestre del 2021.

Según Finanzas, esta acción es parte de la confianza que la comunidad internacional ha puesto en nuestro país para avanzar en un mecanismo de sostenibilidad de la deuda.

Para Fausto Ortiz, miembro del consejo de asesores económicos del Gobierno, postergar pagos en estos años ayudará a reducir las necesidades de financiamiento a la próxima administración.

Ortiz recordó que la deuda con China seguirá creciendo, pues entre octubre y diciembre se espera que se concrete un nuevo préstamo que estará relacionado con la venta de petróleo.

Señalo que China concede un par de años para pagar, pero eso no significa que la deuda se reduce.

Añadió que el siguiente paso es lograr que la deuda sea sostenible, es decir que se la pueda controlar.

A partir del 2025, la Caja Fiscal puede volver a tener altas presiones. Entre el 2025 y el 2026, Finanzas debe pagar USD 2 385 millones al Banco Central, como parte del proceso de desinversión de papeles del Banco en ese Ministerio.

Además, en el 2026 se debe comenzar a pagar el capital de los bonos reestructurados.

Hasta el 16 de septiembre, los pagos pendientes sumaron alrededor de USD 3 448 millones, por salarios al sector público, a proveedores, a la seguridad social, Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD), entre otros.

Como parte de la recuperación de la economía, la activación de la recaudación de impuestos es importante, Ortiz explicó que en los 14 primeros días de septiembre la recaudación de impuestos superó lo recaudado en igual período del 2019.

Esto se debe a que el Gobierno decidió adelantar el cobro del Impuesto a la Renta del 2020, que debía pagarse en el 20201, a 1 068 grandes contribuyentes.

La medida se aplicó a las empresas que en el 2019 tuvieron ingresos brutos por más de USD 5 millones, y que durante enero y julio del 2020 registraron utilidad.

Solo por esta recaudación, el Fisco tiene previsto obtener cerca de USD 300 millones.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s