Sercop detectó presuntas anomalías en más de 200 contratos ejecutados por la pandemia

ría de las presuntas anomalías se dieron en adquisiciones realizadas por municipios, juntas parroquiales, instituciones estatales, prefecturas y hospitales públicos.

Los problemas se centran en la compra de insumos médicos, mascarillas, trajes de bioseguridad, gel antibacterial, pruebas para detectar coronavirus, medicamentos, kits de alimentos, bienes y servicios.

El Sercop identificó convenios con empresas fantasmas o que no declararon impuestos, así como detectó incumplimientos en el pago de los proveedores.

Esta información fue remitida a la Contraloría con el fin de que efectúe exámenes especiales para determinar si se cometieron o no faltas administrativas o penales.

Los técnicos deberán identificar si hubo sobreprecios y si se incumplió con la Ley de Contratación Pública.

El artículo 57 de esta norma establece que una “entidad podrá contratar de manera directa y bajo responsabilidad de la máxima autoridad, las obras, bienes o servicios que se requieran para superar la situación de emergencia”.

Entre los hallazgos realizados por Sercop se identificó una presunta compra irregular de insumos y dispositivos médicos para el hospital Eugenio Espejo de Quito, efectuado en abril.

En junio, en cambio, se produjo una compra similar en el hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil.

También se identificó que el 18 de mayo, el Hospital General de Ambato firmó cinco contratos para mascarillas N95, fármacos que alivien los síntomas del coronavirus, pruebas para detectar el virus y desinfectantes.

Asimismo, se encontraron supuestas anomalías en tres adquisiciones realizadas por el Hospital General de Quevedo, en Los Ríos.

Estas casas de salud forman parte de las 196 investigaciones que la Fiscalía también abrió durante la pandemia, para rastrear presuntos actos de corrupción.

De este grupo, 183 casos permanecen en la primera fase de investigación, es decir son reservados, y 13 pasaron a la etapa de instrucción fiscal.

Según la Fiscalía, por delitos perpetrados en la pandemia hay 185 procesados. De ellos, 55 están detenidos. El resto tiene medidas alternativas a la prisión o están fugados

Los delitos que se investigan son peculado, asociación ilícita, tráfico de influencias, defraudación tributaria y alteración de evidencias.

Antes de que el Sercop remitiera la información, la Contraloría ya inició 277 exámenes especiales a otros hechos reportados durante la pandemia. De este último grupo, 29 informes tienen indicios de responsabilidad penal y fueron notificados a la Fiscalía.

Fuente: Pichincha Universal, Republica del Banano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s