Error en impresión de papeletas será investigado por el CNE y la Contraloría

el

Ante el error cometido en la impresión de 6’244.000 papeletas presidenciales para los comicios del 7 de febrero, el Consejo Nacional Electoral y la Contraloría General del Estado investigarán el hecho.

La boleta que tiene distintivos lila y agrupa a 16 binomios que compiten por llegar a Carondelet arrojó un error con el movimiento Amigo que lo representa Pedro Freile.

Según el contrato suscrito entre el CNE y el Instituto Geográfico Militar (IGM) el costo de cada papeleta es de nueve centavos y aún se desconoce quién asumirá el costo de 561 960 dólares.

La presidenta del CNE, Diana Atamaint, reconoció esta falla a la que la calificó de “lamentable” y obliga al Consejo Electoral a destruir todas esas boletas impresas.

El error motivó a Freile a reclamar y anunció que interpondrá acciones en la Fiscalía y en la Contraloría para que se investigue cómo un logotipo equivocado pasó al menos tres filtros de control.

En el CNE la primera reacción fue desvincular al personal técnico que estuvo a cargo de este proceso de verificación, control de calidad y diseño de las papeletas electorales.

Tras reconocer la falla, Atamaint dijo que se volverán a imprimir las papeletas correctamente “en el tiempo oportuno” y aseguró que no se verá afectado el calendario electoral por esta situación.

Mientras, el vicepresidente del organismo electoral, Enrique Pita, dirigió un memorando a sus colegas para que se conforme una comisión de investigación que determine la cadena de participación en el error y sugirió que se elabore un protocolo para la destrucción de las papeletas.

El consejero, José Cabrera, respaldó la investigación para sancionar a los malos funcionarios que no cumplieron su trabajo.

Luis Verdesoto, también consejero electoral, coincidió en que se indague la cadena de decisiones, pero sabe que el fallo puede propiciar una “distorsión” del proceso electoral.

Al momento, se desconoce de dónde saldrán los recursos para la nueva impresión de las papeletas que arrojaron el error y quién asumirá el costo que perjudica al Estado.

El jurista Stalin Raza consideró que la Contraloría debe hacer un informe en el que se analicen los recursos inmersos durante todo el proceso de impresión y que los consejeros y funcionarios sean glosados para que le repongan al Estado la cantidad de dinero perdido.

La reelaboración de las papeletas presidenciales para el 7 de febrero aumenta la presión en el IGM, que suscribió un contrato para elaborar 65’600.000 papeletas, para un escenario de dos vueltas.

A esta controversia se suma el retraso en la definición de las listas para el Parlamento Andino, pues aún resta un recurso por resolver en el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Esto podría complicar el armado de los paquetes electorales, que se deben distribuir a las 24 provincias y a las circunscripciones del exterior.

El plazo máximo que tiene el IGM para terminar la impresión de los documentos electorales vence el 31 de enero.

Fuente: Pichincha Universal, Republica del Banano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s