Política de seguridad fronteriza debe tener como centro al ser humano, según expertos

La política de seguridad en la frontera debe tener como centro al ser humano y no una visión eminentemente militar, recomendaron los expertos que participaron en el Octavo Foro “Políticas de Seguridad y Derechos Humanos en Frontera”.

Este evento forma parte del proceso de construcción del proyecto de reformas a la Ley de Desarrollo Fronterizo, desde la ciudadanía, que impulsa el Grupo Parlamentario Fronterizo, de la Asamblea Nacional, que busca recoger las demandas de las comunidades, pueblos, nacionalidades, parroquias, cantones y provincias ubicadas en el cordón fronterizo, que garantice un fortalecimiento de la identidad de estas importantes zonas del país.

El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, fue uno de los expositores, quien explicó el manejo de la política de seguridad en la frontera. Señaló que no se trata de confrontar la seguridad versus derechos humanos, porque es necesario entender que si no existiera seguridad, no habría derechos humanos.

Según el funcionario, se ha pasado a otra etapa en la política de seguridad, que es la seguridad cooperativa regional, misma que cuenta con tres ejes: seguridad, defensa y desarrollo. Indicó que Ecuador tiene un Plan de Seguridad Nacional generado en 2019 y que se extiende hasta 2030.

A criterio de Fredy Rivera, profesor investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), la actual política de seguridad recoge principios que han sido superados, como aquel que a mayor seguridad, mayor desarrollo. “Hay que entender que lo que hagan o dejen de hacer nuestros vecinos afecta a la seguridad de nuestro país”, reflexionó. Planteó que la seguridad debe basarse en dos ejes: la política económica internacional y una estrategia de inteligencia geopolítica.

Para Lorena Herrera, docente del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN), la situación de frontera es muy compleja, por la presencia de una serie de problemas, como grupos irregulares, migración forzosa, en el norte, y trata de personas, violación de derechos humanos, en el caso del sur.

Se mostró partidaria de una visión de seguridad centrada en el ser humano, que incluye seguridad económica, seguridad política, seguridad alimentaria, seguridad de la comunidad, seguridad en materia de salud, seguridad personal y seguridad ambiental.

El jurista Jorge Acero enfatizó en que la política de seguridad está basada exclusivamente en una estrategia de carácter militar, especialmente en lo que atañe a la frontera norte, sin considerar que existen muchos otros problemas, como la presencia de grupos irregulares, trata de personas, violación de derechos humanos, detenciones ilegales, incursión en territorios de algunas comunidades. En su opinión, de manera errónea, se cree que la presencia del Estado en esta zona está evidenciada únicamente a través de unidades del Ejército.

La presidenta del Grupo, asambleísta Silvia Salgado, anunció que, en los próximos días, se instalarán las diferentes mesas temáticas, con el propósito de analizar las diferentes propuestas formuladas por la ciudadanía, las instituciones públicas, privadas, gobiernos autónomos descentralizados (GAD), organizaciones sociales y la academia, a fin de establecer cuáles serán los cambios que se propondrán en el proyecto de reformas a la Ley Orgánica de Desarrollo Fronterizo.

Fuente: Pichincha Universal, Republica del Banano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s