#ArtículoBananero| La mujer en la Revolución Ciudadana Por Ana M. Pereira-Castillo

¿Cuál hubiese sido la Historia del Ecuador si Manuela Cañizares no hubiese dicho: “¡ Cobardes…hombres nacidos para la servidumbre! ¿de qué tenéis miedo…? ¡No hay tiempo que perder…!”. La mujer ha sido tema y protagonista tanto en la historia como en la literatura, en la psicología como en la sociología, en la política como en la educación.

Mientras que la equiparación de géneros es un asunto pendiente en muchos rincones del globo, en algunas esferas del poder, como en la Revolución Ciudadana, se le dio a la mujer igual oportunidad de representar a su país. Una representación política de igualdad de espacio es un extraordinario logro y buen comienzo.

A pesar de que las Sor Juanas Inés De la Cruz despertaron la conciencia moral, las Manuelas Cañizares azuzaron a la liberación, las Carmen Laforet exaltaron la presencia de la mujer y la emanciparon del machismo, otras tantas por el mundo nos han retado a cultivar nuestra propia existencia como un ser humano más, sin tener que añadir género a nuestra identidad, de forma tan independiente como lo hace cualquier varón. Todavía se sigue luchando por lograr ese cambio de mentalidad aunque los derechos estén explícitamente impregnados en cualquier Constitución.

No hay una esencia femenina, si no una construcción social. La dependencia de la mujer no ha sido consecuencia de un ‘acontecimiento’, sino la obra de un arquitecto, esculpida por varias organizaciones sociales, políticas y hasta religiosas, a fin de desempeñar varios papeles, como si fuera una marioneta manejada al antojo del patriarcado. La duplicidad entre venerarla como madre y/o usarla como objeto es el fruto de esa programación. El mantenerse subordinada al hombre y condicionada para ser protegida y controlada como se protege cualquier propiedad, ya debería ir erradicándose.

Mientras sigamos auspiciando concursos de belleza, aunque se incluyan preguntas públicas sobre su opinión de tal o cual asunto como si eso comprobara ser más que un ser físico; o mientras sigamos preparando a nuestras hijas para ser ‘buenas esposas y madres’ en vez de alentarlas a que se formen primero como ciudadanas independientes de cualquier compromiso familiar que puedan tener con su compañero; o mientras sigamos convencidos de que la esposa de un presidente elegido tenga que ejercer el papel tradicional de ‘primera dama’, ocupándose de labores caritativas, seguiremos atando a la mujer a determinadas funciones escogidas por el hombre.

La idea de que la mujer prefiere ser protegida a ser igual va perdiendo terreno. ¿Por qué es que se la ha descrito como la mujer de fulano, o la madre de zutano, y/o la hermana de mengano? Incluso después de haber ganado el derecho a votar, la mujer queda lejos de ser una ciudadana con los mismos derechos ante la sociedad y ante los legisladores que se encargan de aplicar las leyes.

La mujer quiere tener el control total sobre su propia vida, no sobre la del hombre. Pero…. ¿ella lo tiene verdaderamente cuando necesita pedir permiso para tomar cualquier decisión que solo a ella le incumba? Se nos abre la esperanza de cambio y de control de nuestras propias vidas, sin tener que ser protegidas ni controladas. Queda por hacer una gran labor socio-cultural, lucha de, por, y para todos. Cuando la mujer lucha por derechos, lucha por los derechos de todos.

Es tiempo que el varón se una a su lucha, así como ella ha sido la compañera de lucha en las batallas que produjeron distintos logros. Entonces, ¿por qué no dejar en el pasado esas retrógradas ideas machistas? ¿Por qué no desprogramar las estructuras sociales y religiosas para ceder paso a una sociedad de iguales, donde el hombre ya no sigue siendo la cara pública de la mujer. La mujer en Ecuador sigue siendo eje central en el desarrollo de la sociedad ecuatoriana. La mujer es parte del proyecto político de la Revolución Ciudadana. ¡Manos a la obra! No hay lugar para seguir dándoles plataforma pública a dinosaurios como los Marcelos Dotti.

Ana María Pereira-Castillo

Articulista

Prensa República Del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s