Ecuador al borde de una dictadura

A partir de triunfo de Lenin Moreno, como presidente de la república del Ecuador, se mueven, yo creo que esto se fraguo muchísimo antes, los intereses del capital financiero, los grandes empresarios, fundamentalmente vinculados a la importación de bienes, los medios de comunicación, sectores militares y de la iglesia y se toman el poder ejecutivo, legislativo y más adelante las cortes judiciales, el Concejo de Participación Ciudadana y Control Social y la función electoral, quien sirvió de “abre puertas” es un político que ha pasado por varios espacios partidarios y de organizaciones sociales del país, Gustavo Larrea Cabrera y el propio Lenin Moreno.

Este primer episodio, permitió la aplicación de una política de ajuste fiscal que ha incidido en la economía nacional, al punto de enfrentar antes de la pandemia, una crisis económica, política, social e institucional; el poder hegemónico de banqueros y élites empresariales, han implementado una neo dictadura, con dos temas de bandera, por delante la “descorreización” y una “cirugía mayor contra la corrupción”.

En santa alianza Moreno-Lasso-Nebot y otros sectores políticos y económicos que controlan las funciones del Estado impusieron leyes antipopulares como la Ley de Fomento Productivo, que permitió la remisión de intereses, multas y recargos y en la que se beneficiaron grandes contribuyentes entre bancos y grupos económicos; la denominada Ley Humanitaria, que constituye una franca regresión en derechos laborales y ahora se apuran con la denominada Ley de Fortalecimiento de la Dolarización, que pretende privatizar el Banco Central.

De acuerdo a Wilma Salgado, economista, los USD 4.200 millones que concedió el Fondo Monetario Internacional (FMI) como préstamo al Ecuador bajo el cumplimiento de condicionalidades a lo largo de cuatro años, es un valor similar al que el Gobierno Nacional condonó e intereses y multas a grandes empresas.

Esta neo dictadura, llegó a acuerdos de préstamos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), los mismos que se han dado con fuertes condicionamientos y que sus detalle no han sido revelados, pero que son observables por las decisiones gubernamentales y los proyectos de ley que se remiten a la Asamblea Nacional.

Decisiones gubernamentales que se traducen en despido de casi un millón de ciudadanos de sus fuentes de trabajo del servicio público (maestros, médicos, enfermeras, profesionales, técnicos, etc.); suspensión del desayuno escolar en las escuelas públicas, paralización de la obra pública a nivel nacional, no entrega de recursos a los organismos descentralizados tanto provinciales como cantonales y parroquiales; pago anticipado de deuda, en momentos que el país vive en la peor crisis sanitaria, desmantelamiento del sistema de salud y franco deterioro de los servicios públicos. Endeudamiento creciente con los organismos internacionales. Procesos de privatización de empresas del Estado, salpicándolas de deficientes técnicas y administrativas, estrangulándolas en sus presupuestos y programas de inversión y mantenimiento, para que “bajen sus precios de venta”.

La utilización de la justicia para la persecución y la eliminación política de sus adversarios ha sido descarada y expedita, no así para iniciar los debidos procesos a los actos de corrupción denunciados en la administración de esta neo dictadura (reparto de hospitales, caso GEA, cobros de excesivas comisiones e intereses en el sistema financiero, carnets de discapacidades, aduanas, privatizaciones de última hora, dineros en paraísos fiscales, vacunación del COVID-19 a familiares, ministros y personalidades afines al régimen, negociación de vacunas con cláusulas confidenciales, etc.)

En el 2019 la neo dictadura en el poder con sus comandantes de guerra, María Paula Romo, ministra de Gobierno y Oswaldo Jarrín ministro de Defensa, implementó toda su estrategia fondomonetarista, despidos de personal, disminución de salarios para lograr competitividad en los mercados internacionales, incremento de precios de combustible, préstamos para pagar la deuda, desinstitucionalización del Estado, expedición del reglamentó el uso progresivo, racional y diferenciado de la fuerza por parte de los miembros de las fuerzas armadas y culminó con la rebelión de octubre 19, que fueron las jornadas de resistencia y lucha contra el modelo empresarial y que le costaron al país más una docena de muertos, cientos de heridos, perseguidos políticos, pero los de abajo, los sectores populares, entendieron que es indispensable la resistencia y movilización para modificar la correlación de fuerzas de este país, entrega de frecuencia y puestos consulares a sectores afines al régimen

En este marco se desarrolla en estos últimos meses un proceso electoral que desde el inicio ha sido cuestionado y que para las candidaturas de la tendencia progresista, ha estado lleno de contratiempos administrativos y judiciales, como lo confirma un informe preliminar de la OEA, sobre el proceso electoral del Ecuador, que y señala “los recursos interpuestos, presentados contra el binomio de la Alianza Unión por la Esperanza, dilataron su aprobación definitiva, hasta el inicio del mes de diciembre del 2020, a pocos días del comienzo de la campaña electoral”

Este mismo informe, fechado 21 de febrero de 2021, expresa: “14 días después de la jornada electoral, el Consejo Nacional Electoral proclamó los resultados oficiales de la elección presidencial. De los resultados se desprende que, en la segunda vuelta del 11 de abril competirán por la presidencia de la república los candidatos Andrés Arauz y Guillermo Lasso (…) La Misión hace un llamado a las autoridades electorales a resolver todas las reclamaciones en estricto apego de la ley y a dar cumplimiento al calendario electoral, de cara a la segunda vuelta del 11 de abril”.

El triunfo de la tendencia progresista y el derrumbe del modelo neoliberal, ha causado pánico y se levantan acciones administrativas, judiciales, de medios, de redes sociales, de diversos actores políticos y económicos de la derecha ecuatoriana e internacional, pero lo más grave son los llamados a pasar de esta situación de neo dictadura a una dictadura, que detenga el avance democrático, de las fuerzas progresistas. 

Una nota de prensa del diario El Universo, que recoge declaraciones del candidato Guillermo Lasso, en una reunión con el Cuerpo Diplomático Acreditado en el Ecuador, del 8 de marzo del 2021, quien asegura que en Ecuador hubo un “intento de golpe de Estado” (…) “promovido por mafias vinculadas a obscuros intereses”, debe alertarnos y más aún el candidato debería develar quienes están detrás de estos intentos golpistas, que pretenden evitar el ascenso de sectores sociales y políticos contra hegemónicos.

El país deberá estar atento a desenlace del proceso de revisión de actas que lleva adelante el candidato Pérez, quien al parecer buscar deslegitimar el proceso electoral y sueña con desbaratarlo y ser quién detenga el triunfo del Binomio de la Esperanza.   

Un conspicuo vocero de las oligarquías del país, Simón Espinoza Cordero, en su columna de opinión del diario El Comercio, del 7 de marzo del 2021, sugiere que las Fuerzas Armadas, asuman la dirección política del país, mediante un “pronunciamiento constitucional”; seguramente este ilustre ciudadano, entró en una etapa de demencia senil, pues olvida que las Fuerzas Armadas se deben al poder civil y son obedientes y no deliberantes.

Pero también, el comandante de la Fuerza Terrestre, Washington Buñay, se refirió a la segunda vuelta electoral e hizo un llamado a buscar consensos para la elección presidencial. “..Este 11 de abril busquen consensos para derrotar la corrupción. A unirse para tener una patria libre y soberana. Una patria con esperanzas para niños, jóvenes y ancianos, una patria sin autoritarismo, sin demagogia, dónde prime la justicia, la verdad, la honestidad, el diálogo y el consenso”. Una clara intervención en asuntos que le toca decidir a la sociedad civil y no a los mandos militares.

Estamos a puertas de una ruptura del orden constitucional y solo la organización y movilización popular detendrá este camino a la barbarie.

Autor: Jorge Cáceres E.

Las notas de personajes e informes, fueron tomadas de publicaciones de prensa:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s