En lo que va del año, el uso de las tarjetas de crédito se redujo 21%

el

Los ecuatorianos están menos dispuestos a endeudarse a corto y mediano plazo, motivo por el que, durante el inicio de 2021, se ha registrado una caída del 21% en el uso de las tarjetas de crédito, en un escenario de incertidumbre, menos ingresos, inestabilidad laboral y recrudecimiento de la pandemia.

Este comportamiento es el resultado de una economía que no recupera los niveles prepandemia, donde los consumidores y empresas no ven condiciones para planificar más allá de lo inmediato, ni gastar por encima de su flujo mensual, a decir de la Asociación de Bancos Privados (Asobanca).

Las tarjetas de crédito tienen una tasa de interés de alrededor del 17%, lo que las convierte en una opción cara de financiamiento, explicó, en cambio, Antonio Domínguez, economista y experto en finanzas personales.

“Micro y pequeños negocios utilizaban esas tarjetas para obtener liquidez para sus operaciones. Pero, la actual crisis hizo que esa opción se vuelva impagable. Si se quiere impulsar la reactivación, se deben tomar medidas para reducir esos costos”, alertó.

Alrededor de 400.000 personas tenían más de tres tarjetas de crédito, antes de la pandemia, pero con la actual crisis esa cifra se redujo a la mitad.

Se suman a esta situación los crecientes problemas de pago. Aunque todavía no es un problema que haga tambalear a los bancos, la cartera morosa subió de $771 millones a $825,7 millones, entre diciembre de 2020 y marzo de 2021.

Con el fin de gastar solo lo que ingresa cada mes y evitar el uso del efectivo, las transacciones con tarjetas de débito crecieron $18 millones este año, lo que representa 11,7 % más. Un informe de la Asobanca revela que se registran 8,7 millones de esas tarjetas de débito a nivel nacional.

En medio de los meses con más restricciones por la pandemia, en 2020, también ocurrió un aumento del 11%. En promedio, actualmente se están realizando 5 millones de transacciones con tarjetas de débito cada mes.

La tendencia muestra que los usuarios del sistema financiero prefieren ese modo de pago, porque reconocen que es un mecanismo más rápido y seguro; además, representa menos riesgo para las personas y familias que tratan de evitar incidencias relacionadas con la inseguridad, como robos y estafas con billetes falsos, indica la Asobanca,

Tal comportamiento es positivo, ya que la alta demanda y uso del efectivo es costosa para el país, por todo lo que implica la importación y administración de billetes y monedas en el sistema financiero.

Fuente: Pichincha Universal, Republica del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s