La falta de sororidad y el machismo en contra de la alcaldesa Cynthia Viteri por Diane Rodríguez #ArticuloBananero

Para nada he conocido ni de cerca a la alcaldesa de Guayaquil. Tampoco comulgo con su ideología política, como muchos saben. Menos la estoy defendiendo de los actos de corrupción de la que se le acusa (para eso están los órganos de justicia). Pero si rechazo los tintes machistas, con el que se conjugan estas denuncias de forma naturalizada.

Existe una bajeza ecuatoriana de meterse con la familia, cuestiones personales e incluso hasta desmerecer a alguien a partir de rumores. La politiquería y la violencia en la política, han aumentado desde que se posesiono el gobierno de Lenin Moreno. ¿Recuerdan que en campaña decía que iba a darle decencia a la política? La empeoró y hoy es vomitiva. El comportamiento político del presidente saliente debe ser objeto de un extenso estudio.

La psicologización (Foucault, 1979) puede hacer perder de vista todo aquello que se encuentra detrás, como la falta de igualdad en la política[1], cuyo fondo es el poder del género masculino. De hecho, el presente artículo de opinión se centra a lo antedicho, más no a evaluar la gestión o en su defecto analizar actos de corrupción. Considero que existen los actores necesarios para abordarla. Mi aporte se centra en la desigualdad de género.

Incluso un sector de “feministas” que hablan de igualdad, se silencian cuando les separa la ideología política; cuando el propio feminismo nos invita a la sororidad, sin importar qué diferencias nos separen. Si el feminismo es nuestra forma de vida, está debe estar presente en todos los aspectos de la misma.

Una de las bajezas que circula en contra de la socialcristiana y que por demás es machista, es su “supuesto” divorcio y amorío con alguien más joven que ella. El punto es, lo que acabé de mencionar: alguien más joven que ella. La discusión en redes se centra en la juventud con su supuesta nueva relación.

Foto que circuló en redes de facebook

Cuando se intenta denunciar un acto de corrupción este se debe centrar en todos los elementos que le competen al acto. Sobre si es cierto o no una relación con un “veinteañero” y la alcaldesa, o si se divorció o no, eso es parte de su vida privada.

Esta violencia política, más que política diría machista, lo ha vivido también la Asambleísta Marcela Aguiñaga, entre otras mujeres y han sido testigos de un profundo silencio por parte de un sector feminista; como sucede hoy con la alcaldesa Cynthia Viteri.

Cuando existen pruebas sobre un acto, nos dirigimos estrictamente a ese acto con sus pruebas; pero si a esto le sumas cuestiones personales, que no interesa en este punto si son ciertas o no, dañas el objetivo de la denuncia. La contaminas, la llenas de dudas y la compones con faltas de credibilidad. Lo único que se logra cuando se le inyecta machismo, a un supuesto acto de corrupción, es «viciarlo» convirtiéndolo en un engaño.

Si se quiere denunciar a alguien se lo debe hacer limpiamente, para no hacer de todos los elementos probatorios, una falacia.

Bajezas como “roba cunas”, “mala mujer”, “putx”, etc. no solo forman parte de la violencia política en contra de las mujeres «en general», sino que su único fondo deja ver el nivel de machismo de nuestra cultura ecuatoriana.

Medios de Instagram

Si el alcalde de Guayaquil (tomo como ejemplo de análisis), fuera el conocido presentador Vito Muñoz y se viera envuelto en denuncias de supuestos actos de corrupción en su administración; estemos seguros que su vida privada no estuviera en tela de duda. Es más, así el termine su relación con hijos/as de por medio, por una mujer más joven y atractiva, tampoco sería cuestión de discusión o admiración en redes; o por lo menos, no el meollo.

Esto porque para los varones está naturalizado que dejen a las mujeres, las abandonen con hijos de por medio, tengan amantes e incluso, se divorcien y se casen con sus amantes. No solo esta naturalizado, sino que es “habitual”. Fortalece su masculinidad, bajo estas premisas patriarcales que nos rodean día a día y las «respiramos», sin cuestionarlas mínimamente.

Pero, como estamos en un sistema de valores a partir del género, el dominado como es el género femenino, que se traduce «regularmente» en sus características primarias como lo es el sexo, en este caso una mujer; entonces, debe ser objeto de escarnio público. Mensajes en redes como “hijos, ya tienen otro papá”, “tengo derecho a divorciarme”, “soy dueña de mi cuerpo y corazón” son algunos que caracterizan no solo de la bajeza politiquera, sino el predominio del género masculino sobre el femenino.

Por su puesto, las mujeres no somos dueñas de nuestro cuerpo, porque siempre le pertenece a alguien y efectivamente son custodiados por los ritos de la quinceañera, compromiso y matrimonio; «hasta que la muerte, nos separen». Por ritos y mensajes como estos, nuestra sociedad ecuatoriana sigue siendo machista y cuando una mujer decide terminar su relación ya sea por empoderamiento, evitar la violencia, o simplemente porque ya no desea más continuar esta relación, está mal. Inclusive, estos discursos están detrás de los femicidas. Solo el hombre es el que «legítimamente», puede dejar a una mujer, porque nuestros dogmas y normas así lo dictan. Quién haga lo contrario, está mal y no existe mayor ejemplo, de lo que sucede en redes que el de la burgomaestre de Guayaquil.

Referirse a su actitud jovial, tatuajes realizados, tinturado de cabello, ejercitación de su cuerpo, entre otras; muestran además que nuestra cultura ecuatoriana espera que cuando tengas más de 55 años, estés destruida; sobre todo, destruida, género femenino, no en masculino. Porque nuestras normas desiguales, dictan que son los varones y el género masculino los que pueden prometerse lucir bien a esta edad e incluso, como ya mencioné, hacer una nueva relación con alguien más joven regularmente y no la mujer o el género femenino. Inclusive, está cultura interiorizada en que el hombre debe ser mayor que la mujer y no al revés, es parte del ensamblaje cultural cuyos rasgos responden a la cultura de occidente.

Finalmente, si buscamos que los niveles de violencia de género en política se reduzcan, debemos empezar por reducir la naturalización de las desigualdades, entre los roles masculinos y femeninos en nuestra cultura ecuatoriana. Se que es una tarea difícil, porque estamos atravesados por el patriarcado en todas nuestras formas y símbolos conocidos; pero, no es imposible. Si creemos que dirigirnos solo con atención a la violencia política por el género es la solución, será como «tirarle palos a la luna». Debemos empezar desde el hogar, no educando a varones y mujeres sino, buscando educar a mejores seres humanos.

Psic. Diane Rodríguez

@DianeRodriguezZ

Info@DianeRodriguez.Net

Prensa Republica del Banano


[1] Foucault, M. (1979). El ojo del poder. En Bentham, J. (1980). El panóptico. Barcelona: La Piqueta.

10 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Robotito dice:

    Muy bueno el artículo, justo hoy estaba comentando de esto con mi padre (60 y algo años) y me dijo que como una dama respetable va a hacer esto; yo le dije que su opinión está un poquito rancia; me respondió que bueno que no sabía y de ahí mejor se concentro en los actos de corrupción. En efecto, esta actitud está en nuestra cultura pero al menos paso a pasito nos damos cuenta que existe.

    Me gusta

  2. Lactatia is fabulous dice:

    “cuando el propio feminismo nos invita a la sororidad”
    Pero si eres pro-feto las sororas te desean que te violen. Si tienes un humilde negocio y no lo cierras el día de la mujer te lo queman para empoderarte. Si eres mujer policía y te toca proteger la propiedad te echan pintura, te escupen, te golpean o te tiran cohetes a la cara. Hipócrita.

    Cuando la vida privada de un SERVIDOR PUBLICO influye en la vida pública, tomándose vacaciones y licencias, exhibiendo la nalga y sus tatuajes en actos públicos, despilfarrando millones en fiestas, en pintar paredes y en decoraciones, o entregando $2.5 millones en contratos a sus amantes, sí es de incumbencia de todos.

    Yo lo que intuyo de la perorata de la psicópata woke #IBelieveHer que cita al violador Foucault para validar su tesis de “ataque machista” es que ninguna mujer se la puede contradecir, ni criticar, ni fiscalizar, ni auditar, ni nada. Por eso hasta hay un libro que venden en Amazon donde se explica paso a paso cómo destruir la vida de los hombres para quitarlos de posiciones de poder. https://www.amazon.com/How-Destroy-Man-Now-DAMN/dp/099982032X

    Me gusta

    1. ROBOTITO dice:

      LOL. Creo que lo leeré ahora, tengo entendido que la castración obligatoria es uno de lo mantras que promulga este extremo. A ver que me encuentro XD

      Me gusta

  3. Lactatia is fabulous dice:

    “Existe una bajeza ecuatoriana de meterse con la familia”
    Pero para meterle mano al futuro no son modositos.
    Para aterrorizar a los hijos de opositores como Villacencio o Crudo Ecuador metiéndose a su casa de madrugada o dejándoles mensajes con amenazas no son bajos.
    Para dejar huérfanos a los hijos de Gabela y Fausto Valdiviezo no fueron bajos.
    TODOS los políticos sin excepción se han metido con los hijos de todos los ecuatorianos, endeudando al país con China, deuda que no terminarán de pagar ni sus nietos.

    “La psicologización (Foucault, 1979) puede hacer perder de vista todo aquello que se encuentra detrás, como la falta de igualdad en la política”

    Focucault fue un pedófilo violador sodomita que murió de SIDA. Mira que citar a un tipo que murió por ser incapaz de controlar sus apetitos más básicos… También vas a citar a Freud?

    https://www.breitbart.com/europe/2021/03/29/woke-hero-philosopher-michel-foucault-raped-children-as-young-as-8-years-old/

    Y resulta que para hacer política son más importantes los genitales que la vocación de servicio, la honestidad y la competencia. Es lo que pasa cuando se ve el mundo a través de los lentes de un homosexual violador como Foucault.

    Me gusta

  4. Lactatia is fabulous dice:

    Parece que Rafico lee este pasquín, aquí un ex alumno del “glorioso”, donde tu ex-compañero Freddy Arellano a quien pusiste de cónsul en Baleares agarraba la entrepierna de los de 5to curso con sus dedos amarillentos por tanto fumar, después de clases en el rectorado de básico.
    Yo entiendo, Rafico, todo tu resentimiento. Yo también fui un pobre estudiando en colegio de ricos. A mí los peluconcitos rubiecitos cara de paquita de Xuxa me pateaban el estómago en los recreos y me quitaban la comida. Tuve que sufrir al imbécil de Vasconez, el machuchín de la peliteñida, sacar lámpara con trapper keepers por cada día del mes y sus zapatos reebok, siempre rodeado de su club de fans igual de lamparosos que él.
    La diferencia es que yo no tuve tu cuerpote de burro para defenderme, ni tus contactos poderosos como Gustavo Noboa Bejarano, o el viejo cara de meco que te puso de ministro, Palacios.

    Me gusta

  5. Analucia Sosa dice:

    Magnífico artículo, para personas de mente abierta, sin complejos y con un sentido humano de respeto al otro, otra.

    Me gusta

    1. Lactatia is fabulous dice:

      Especialmente la parte en que la psicópata culpa de todo a los hombres demuestra su mente abierta, sin complejos y con un sentido humano de respeto al otro, otra.
      Cómprate este para que lo tengas al lado de fifty shadows: “cómo destruir a un hombre ahora” https://www.amazon.com/How-Destroy-Man-Now-DAMN/dp/099982032X

      Me gusta

  6. Lactatia is fabulous dice:

    “Se que es una tarea difícil, porque estamos atravesados por el patriarcado”

    La vieja confiable: el patriarcado.

    Vienen de celebrar que 5 o 7 hombres despenalicen el aborto “por violación” con la sola denuncia y declaración jurada de la mujer, abriendo la puerta a que cualquier loca despechada presente una “declaración juramentada” acusando al marido o al ex por violación para destruirle la vida y matar al hijo.

    En Amazon venden libros como “HOW TO DESTROY A MAN NOW” (Cómo destruir a un hombre ahora) https://www.amazon.com/How-Destroy-Man-Now-DAMN/dp/099982032X
    Un libro donde otra psicópata con título como tú, una tal Dr. Angela Confidential, “EMPODERA ALAS MUJERES CON UNA GUIA PASO A PASO PARA DESTRUIR LA REPUTACION DE UN HOMBRE Y REMOVERLO DEL PODER”

    A Pepe LePew lo cancelaron, pero en Amazon venden libros para destruir a los hombres.

    Pero la culpa es del patriarcado. /

    Me gusta

  7. Lactatia is fabulous dice:

    “Referirse a su actitud jovial, tatuajes realizados, tinturado de cabello, ejercitación de su cuerpo, entre otras; muestran además que nuestra cultura ecuatoriana espera que cuando tengas más de 55 años, estés destruida; sobre todo, destruida, género femenino, no en masculino.”

    Cuando mataron a Harrison Salcedo o a Rasquiña no guardamos duelo precisamente.
    Y está mal la sociedad cuando cree que “actitud jovial” es marcarse el cuerpo, según la costumbre de los delincuentes y vándalos en todo el mundo desde Mexico hasta Japón, a los 60+ años. O enseñar media nalga el 9 de octubre.

    Y lo primero que hizo acerca de las acusaciones de peculado en su contra fue contratarle videos al amante, victimizándose por sufrir una “persecución por ser mujer”. Elsa Bucaram fue elegida alcalde hace como 40 años. Martha de Roldós fue canonizada. Viteri no es “perseguida” por su género, sino porque representa a la “nobleza” oligárquica.

    $19 millones de dólares en trapear Guayaquil!? Bájate de tu F-150 en la Machala o la Quito a ver si te parece que alguien trapea. Pásate por los alrededores del Centenario sorteando charcos de orín o los mojones de perro, a ver si te parece que se trapea Guayaquil.

    Me gusta

  8. Lactatia is fabulous dice:

    Todo indica que su vida privada es un obstáculo para que desempeñe sus funciones porque abandona la alcaldía cada vez que le ronca. Ni dos semanas que llega de vacaciones en Cancún y vuelve a pedir licencia. Viteri es un servidor público, no la reina de Guayaquil.

    Felicitaciones a Vasconez Lecaro, otro crédito para el glorioso San José La Salle, igual que Correa. Vásconez pasó de Pelito Maraca caminando sobre la punta de sus pies en botas rebook color blanco, como entrenando para usar tacones, pelo pintado de rubio, peinado hongo, y llevar los brazos recogidos en el pecho como tiranosaurio rex arcoiris, a tirarse a la que salía semidesnuda en los calendarios de Cola Fioravanti y que ahora tiene la edad de su madre. Ya decía yo que ese chico sería un grande.

    El glorioso San José, donde el profesor de matemáticas te citaba para sobarte la entre pierna a la salida de clases en el rectorado y los peluconcitos coloraditos rubiecitos cara de paquita de Xuxa con gusto por la cocina y Nueva Zelandia le pateaban a uno el estómago todos los días durante el recreo o te quitaban la comida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s