El pueblo rechazó las políticas implementadas por Lenín Moreno

En diversas ciudades se registraron acciones de rechazo a las políticas implementadas durante el gobierno de Lenín Moreno; Quito, Guayaquil, Santa Elena, Cuenca, Machala, fueron los escenarios visibles de marchas, cacerolazos, plantones, juicios populares.  

Los actos de rechazo al peor gobierno de la historia del Ecuador, fueron manifestaciones ciudadanas en las que entre otros organizaciones sociales, se observó la presencia de la Asamblea Nacional Ciudadana (ANC).

Se denunció los despidos de más de un millón de trabajadores en el país, y la disminución de salarios hasta un 50% aprovechándose de la pandemia.

Los manifestantes recordaron el pésimo manejo que tuvo el gobierno de Moreno, frente a la pandemia de Covid-19 que ha provocado más de 55.000 personas fallecidas; el recorte de plazas de personal sanitario, la pésima gestión de compras de medicinas y equipos, así como los actos de corrupción que aún no tienen sanción.

El gobierno de Moreno deja el camino expedito para los procesos de privatización de los sectores estratégicos y particularmente de la industria petrolera. Y muy avanzado el descrédito y desmantelamiento de la institucionalidad de la salud, educación, seguridad, mantenimiento de puertos y carreteras para que se encuentren razones de ineficiencia, no rentabilidad de las empresas y servicios que administra el Estado y transferirles al sector privado.

Con inmenso dolor, se evocó los episodios de octubre 19, en los que se produjeron: 123 violaciones al derecho a la integridad personal, 38 violaciones a la libertad personal, 6 ejecuciones extrajudiciales, 22 atentados contra el derecho a la vida, 3 casos de violencia sexual, 20 lesiones oculares, 81 afectaciones psicológicas, 22 persecución políticas.

Frente a estos escenarios y los que se vislumbran por las primeras declaraciones oficiales del gobierno de Lasso, las organizaciones que despidieron de manera simbólica con juicios populares, quema de monigotes, pancartas de rechazo, gritos de indignación, convocan al pueblo ecuatoriano a:

  • Organizar todas las fuerzas sociales en defensa de los derechos y la dignidad, con la más amplia unidad y acción colectiva
  • La construcción práctica del poder popular, desde abajo y considerando a las organizaciones sociales sujetos centrales de este irrupción colectiva y unitaria
  • Impulso de un nuevo bloque histórico, que aglutine a pueblos y nacionalidades, clases populares, medias y sectores productivos, con sus propias identidades y diversidades, alrededor de un programa de resistencia a las privatizaciones, la liberalización financiera y de las importaciones, la flexibilización laboral y la violación de los derechos de los trabajadores, el desempleo y la pauperización.
  • Priorizar la vida, por lo que se exige, al nuevo gobierno, cumplir con el programa de vacunación COVID y con todas las acciones de prevención y contención de la pandemia, con apego a las normas médicas internacionales y de transparencia.

Finalmente, los sectores sociales que asistieron a estas acciones, expresaron que “Los derechos no se negocian, la resistencia continúa”

Autor: Jorge Cáceres

Las fotografías, corresponden a ciudadanos asistentes a las acciones de resistencia en Quito, Cuenca, Santa Elena, Guayaquil y Machala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s