Carlos Pareja Yannuzzelli no será trasladado del Centro de Privación de Libertad de Tungurahua

Fue aceptado, de forma parcial, el habeas corpus interpuesto por el exministro de Hidrocarburos Carlos Pareja Yannuzzelli, la tarde del martes, por la jueza Martha Quinaloa, de la Unidad Judicial de la Familia del cantón Ambato (Tungurahua).

No se le cambia del Centro de Privación de Libertad (CPL) de Tungurahua, como solicitó, pero se ordenan nuevas medidas de cuidado físico y psicológico.

El habeas corpus fue planteado contra Edmundo Moncayo, director general del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI).

La audiencia para resolver el recurso interpuesto por el exfuncionario petrolero inició a las 10:00 del martes y cerca del mediodía se suspendió la diligencia, para que la jueza analice los argumentos expuestos. 

La diligencia se reinstaló, pasadas las 15:00, para escuchar la decisión oral a la que llegó la jueza Quinaloa, que incluía una aceptación parcial de la solicitud de Pareja Yannuzzelli.

Según el abogado del exministro, Paúl Ocaña, la jueza del caso señaló que sí hay vulneraciones a derechos constitucionales referentes a la integridad personal de Carlos Pareja Yannuzzelli, pero aclaró que no se ha probado que está en riesgo su vida.

La defensa del exfuncionario del gobierno de Rafael Correa buscaba que fuera trasladado hasta la denominada Cárcel 4, ubicada en el norte de Quito.

“No se ordenó el traslado, pero sí se dispuso que tenga una mejor atención médica; que tenga visitas de un médico una vez a la semana, visita de un psiquiatra una vez al mes y que pueda tener la medicina que necesita para las enfermedades catastróficas que mantiene”, explicó Ocaña.

El abogado planteó, el 17 de febrero pasado, un recurso de apelación al traslado que se le hizo desde el CPL de Cotopaxi hasta el CPL de Tungurahua, pero el juez Carlos Altamirano, el 30 de marzo pasado, lo negó.

Según el habeas corpus planteado, con el cambio al CPL de Tungurahua, por la distancia, no recibe visitas de amigos y familiares. Además, “es una persona de la tercera edad que padece varias enfermedades graves y que se encuentra ocupando una celda con hacinamiento extremo, lo que pone en riesgo su salud, dado el problema actual de COVID-19”, advirtió el abogado.

Fuente: El Universo, Pichincha Universal, Republica del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s