¿Quiénes son los dueños de Quito?

¿Quiénes son los dueños de Quito?

Sectores sociales vinculados a las cámaras de la producción, de la construcción, viejos derechosos, algunos sectores medios y varios políticos que en los procesos electorales no han recibido el voto de los quiteños, ni pichinchanos, en estos días están gritando, sin ninguna vergüenza “Fuera Yunda”; estos sectores auparon la aceleradísima posesión de Guarderas como alcalde metropolitano y la elección de la vice alcaldesa, que viene de las filas de la Revolución Ciudadana. Proceso que no consideró ni el debido proceso, ni los tiempos judiciales, el afán era tomarse el poder municipal del cantón Quito, para satisfacer el obscuro interés de alinear al Concejo a la derecha más reaccionaria de la ciudad y tomarse de la mano del gobierno de los banqueros, que necesita cada vez más espacios para facilitar la implementación de su proyecto neoliberal y contrario a los intereses y necesidades de nuestro pueblo.

La Coordinadora Politica Comité del Pueblo en Resistencia, en carta pública al alcalde Yunda, le dice, algunas verdades:  “Solo la mayoría del pueblo puede decidir quién nos gobierna y quien debe ser removido, no una gavilla de oportunistas y traidores (…) nos preocupa como quiteños, también críticos de la administración municipal, que ciertos sectores que antes ofrecieron “quemar Quito” pretendan presionar a la opinión pública (…) es necesario replantear la agenda municipal y la efectiva atención a los barrios de Quito, reactivar la economía de todos e iniciar programas inmediatos de asistencia psicosocial para superar los estragos generados por la pandemia y la profundización de la pobreza”

Por otro lado desde las cuentas oficiales de la Revolución Ciudadana, se manifiesta que se impulsarán acciones para desterrar a quienes se dejen guiar por vanidades y señala que Mónica Sandoval, Brith Vaca y Gissela Chala, incumplieron decisiones resueltas de manera colectiva, frente a elección de Vicealcaldesa de Quito. Sobre temas trascendentales, en un partido no pueden existir posiciones individuales, las decisiones colectivas y la orientación política e ideológica deben ser respetadas

Despues que la justicia otorgó nueva vida institucional al alcalde Yunda, los golpistas y sus adláteres, seguramente reajustarán sus estrategias, pero finalmente la ciudad se queda sin rumbo.

El alcalde Yunda, su equipo de asesores, directores y concejales que asumieron la dirección política del Concejo capitalino, desde el 2019 no han sido capaces de proponer ni ejecutar un plan de trabajo que atienda las necesidades fundamentales de la ciudad y sus habitantes; se debe dejar muy en claro que ésta administración, estuvo constituida por concejales que provienen de partidos de la derecha y la social democracia, que están viviendo sus propias contradicciones, fruto de las cuales, se han traicionado, han cooptado a concejales votados por la Revolución Ciudadana, con toda certeza se puede afirmar que han fracasado en la gestión municipal.

Un sector de concejales se han constituido como el Frente por la Democracia y la Dignidad de Quito, y expresa que “levantan su voz (…) democrática y absolutamente respetuosa de las leyes y la Constitución” y agregan “desde nuestras funciones, garantizamos la transparencia y el debido proceso (…) La institucionalidad de Quito debe estar a la disposición de la ciudadanía y para solucionar sus necesidades y no en la disputa de mezquinos intereses particulares y del gran capital” (Concejales Reina, Benítez, Paucar, Núñez, Robles, Collaguazo)

La ciudad deberá esperar que se restablezca plenamente la institucionalidad y en lo que queda del período de gobierno, prioricen la ejecución de acciones orientadas a la salud, la movilidad, la reactivación económica y la atención a las necesidades de barrios y comunas.

Nos queda una lección importante, los sectores de la burguesía quiteña, empresarios y algunos medios de comunicación no son los dueños de Quito, sus bravuconadas, amenazas de quemar la ciudad, gritos en la avenida de los Shyris, periodicazos, alegatos judiciales y en elecciones su campaña mediática, no pasarán si el pueblo se organiza y moviliza alrededor de sus reinvindicaciones e intereses de clase, en una gran convergencia popular para posicionar en la alcaldía y consejo municipal, en las próximas elecciones, una nueva fuerza hegemónica que oriente su gestión hacia los intereses colectivos, que antepongan al capital el ser humano y efectivamente estén al servicio del pueblo.

Autor: Jorge Cáceres E.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s