Ingreso de 2 universidades más al Fondo Permanente para el Desarrollo Universitario y Politécnico motiva el recorte de recursos de otras

Desde el pasado 18 de agosto existe una nueva metodología de distribución de recursos para las universidades de posgrado, por disposición del Consejo de Educación Superior (CES).

La decisión implicaría que algunas universidades como la Universidad Andina y la Flacso recibirán menos recursos por parte del Estado.

El organismo acogió la recomendación de la Secretaría de Educación Superior (Senescyt) de bajar el porcentaje de participación que estos centros de estudio tenían en la recaudación del IVA, por lo que este sería el segundo ajuste en dos años.

Catalina Vélez, presidenta del CES, manifestó que con esta medida aprobada se busca no afectar a las universidades públicas que ofertan carreras de pregrado. La Constitución establece la gratuidad hasta el tercer nivel de educación.

Las universidades de posgrado como las cofinanciadas participan del Fondo Permanente para el Desarrollo Universitario y Politécnico (Fopedeupo), en el que se distribuye dos componentes: parte del IVA y del Impuesto a la Renta.

Para calcular las asignaciones y la consecuente reducción, la Senescyt hizo un estudio de indicadores como la calidad, excelencia y eficiencia en el uso de recursos.

El año pasado, la participación en el IVA de estos centros ya se redujo al 3% y para este 2021 pasó al 2,5%.

El objetivo del Gobierno es incrementar la participación de las universidades públicas en la distribución de los recursos.

La funcionaria expuso que en el Fopedeupo entraron este año dos instituciones: la Universidad de las Artes y la Nacional de Educación (UNAE), lo que implica redistribuir los recursos.

“El CES debe velar por el buen funcionamiento del sistema, que tiene 61 universidades”, recalcó.

Manifestó que en la fórmula estaban cerca de USD 45 millones de compensaciones del Impuesto a la Renta, provenientes del sector privado y que por disposición de la Procuraduría se dé el retiro de ese monto del cálculo y que de la distribución de los recursos se encargue el Ejecutivo.

De acuerdo con Vélez, lo ideal sería que se trabaje en una fórmula distinta a la de la Senescyt.

Fuente: El Comercio, CES, redes sociales, Pichincha Universal, Republica del Banano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s