El punto de partida de la Unidad son los derechos de los desposeídos

En la familia, en la organización social, educativa, religiosa, de los trabajadores y más aún en la política, permanentemente nos referimos a la unidad, como un proceso que permite alcanzar objetivos deseados por un grupo.

Una leyenda que se cuenta a pocos metros de la Iglesia de Balbanera, en Colta, Ecuador dice: “Indio solo, es como hebra de poncho que fácilmente se rompe… Indio unido, es como poncho tejido que nadie podrá doblegar»; en el texto bíblico de la iglesia católica, libro de Mateo 12:25 se expresa: “Y conociendo Jesús sus pensamientos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma no se mantendrá en pie”; el comandante Che Guevara decía: “para hacer revolución se requiere el ejercicio de la unidad combatiente”.

El ser humano, es la expresión más enriquecedora de la unidad, la misma que se expresa en sus actividades vinculadas unas al trabajo físico y otras que desarrolla para ejercicio de las funciones intelectuales. Es fundamental entender esta realidad, para no separar al homo faber, del homo sapiens. El ser humano es una unidad, que los psicólogos afirman, con mucha propiedad, es bio-psico-social; y cada uno de estos elementos, presentan características propias que los identifica, pero que para sobrevivir es indispensables que actúen de forma coordinada y conjuntamente, sin perder sus identidades.

La unidad, en la dinámica social, debe ser entendida como la capacidad que tienen las organizaciones, y los ciudadanos de compartir visiones del mundo, enfoques económicos, objetivos y planes de acción en la institucionalidad y en las organizaciones políticas, sociales y populares.

La unidad no es una declaración de ciertas voces, por muy representativas que estas sean, sino un proceso que construyen los colectivos, las organizaciones, los ciudadanos que comparten principios, valores, acciones y reconocen, de manera expresa, sus diferencias. Este proceso se desarrolla a través de la palabra, pero fundamentalmente en la praxis, en las acciones concretas, por esto se habla de unidad en la acción; en este camino de la praxis, se construyen las estrategias, las mejores prácticas, las responsabilidades, las visiones de futuro, la ideología, los liderazgos colectivos, la metodología de aprendizaje y de convertir la unidad en una herramienta altamente eficaz para alcanzar un país de dignidad y derechos.

Una vez que se haya decidido marchar en unidad, necesariamente deberán definirse las diferencias existentes, con el fin de someterles a profundos escrutinios teóricos y prácticos que permitan superarlos o mantenerlos con respeto. Los integrantes de una convergencia polìtica unitaria, no pueden perder su autonomía de acción y pensamiento. El respeto a cada actor que participa en el proceso es indispensable, así como la generación de la suficiente confianza, entendida como la seguridad de las partes en una mutua integridad, honestidad y transparencia. Por supuesto que, gestionando correctamente la diversidad, se fortalecerá la unidad.

Lo que ocurre es que algunos que hablan de Unidad, sólo piensan en ella en términos electorales. Buscan la Unidad, para participar en elecciones. Pero la Unidad, tiene objetivos más altos: tales como construir el Poder Popular, transformar el país cambiando radicalmente su esencia. La Unidad que hay que construirla, pues se trata de la Unidad Política, y ésta tiene que comenzar desde abajo, como lo dice el peruano Gustavo Espinosa, colaborador del periódico digital Diálogos del Sur.

La Unidad no puede terminar en la suma de logos o personalidades, este proceso social se concreta en la acción diaria, permanente y con objetivos comunes. Frei Betto nos dice que el punto de partida de la unidad de la izquierda son los derechos de los pobres.

Adicionalmente, es indispensable señalar que unidad significa pluralidad, diversidad, porque se unen quienes comparten objetivos de lucha y valores, pero posiblemente sus enfoques de acción, la dinámica de toma de decisiones, sus opciones organizacionales, sus visiones ideológicas e inclusive sus prioridades sean diferentes; por lo que el proceso de construcción de Unidad  es una gestión política que se inicia con el desarrollo de ambientes de confianza mutua, entendimiento de las diferencias y ensayo de acciones conjuntas.

Este proceso de Unidad requiere de compromisos de las partes para aceptar las decisiones y cumplirlas; la democracia interna será la herramienta que facilite construir este proceso, con menos contratiempos. Es indispensable que se identifique las contradicciones internas, para discutirlas, analizarlas, asumiendo que no son antagónicas y que pueden superarse con la crítica y autocrítica.

Para construir procesos de unidad sólidos, de largo plazo y de mutua confianza, resulta imprescindible incorporar una permanente capacitación, la revisión teórica de las actuaciones, de las decisiones y de la coyuntura.

Las luchas populares, que se gestan en la sociedad, por lograr la vigencia de sus derechos, son fuerzas cohesionadoras, para los diversos sectores que se proponen la Unidad. Este puede ser el punto de partida que permita avanzar hacia una propuesta programática de reinvindicaciones nacionales y populares que esté orientada por una visión del país que queremos.

La construcción de la Unidad es un proceso en el que se desarrollan valores de solidaridad, compromiso, autocrítica, democracia, transparencia, sinceridad y no se debe aprovechar del descrédito a sectores sociales o políticos que no son parte del proceso, a fin de alzarse con un éxito, festejando el fracaso de otros.

La Unidad, como proceso sólido, sustentable y de largo plazo, como dijimos anteriormente, sólo puede desarrollarse y crecer con la organización desde el poder de las bases sociales y políticas.

Autor: Jorge Cáceres E.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. benjamín dice:

    Excelente comentario Sr. Cáceres, felicitaciones

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s