VETO DA LA ESPALDA A LAS VÍCTIMAS DE VIOLACIÓN

El Colectivo Arcilla Libertaria, se pronuncia respecto al veto parcial del Presidente Lasso a la Ley de interrupción del embarazo por violación

La decisión de veto parcial del Presidente Lasso a la Ley de interrupción del embarazo por violación obedece a sus creencias religiosas y NO a los derechos y principios constitucionales de un Estado de derecho y laico. Con esta decisión le está dando la espalda a las víctimas de delitos graves como la violación, cuyo embarazo configura una doble vulneración y un agravamiento de su sufrimiento, lo cual constituye una forma de tortura, lo cual ha sido reiterado por varios organismos de derechos humanos.

La propuesta de Lasso al proyecto de ley impone trabas y restricciones injustificadas para que las víctimas accedan a este derecho, como es: presentar previamente una denuncia, realizar una declaración juramentada, realizarse un examen de salud, confundiendo la decisión de iniciar un proceso penal en contra del agresor y la de no proseguir con el embarazo; son dos decisiones autónomas entre sí. Realizarse un examen de salud no tiene cabida porque la violación ocurrió tiempo atrás, cuando se produjo el embarazo o mucho antes. Exigir una declaración juramentada es inútil y costoso. Permitir la objeción de conciencia de los prestadores de salud es negar la atención emergente ante estos actos atroces.

La Asamblea Nacional tiene 30 días para, en un solo debate, allanarse a la propuesta del Presidente o ratificar el proyecto inicialmente aprobado, con el voto favorable de las dos terceras partes de sus miembros y enviarlo al Registro Oficial para su publicación.

La decisión de velar por el derecho de las víctimas está ahora en manos de la Asamblea Nacional, a la cual exigimos no permitir que ideas religiosas o personales restrinjan derechos y libertades ganadas en luchas sociales históricas.

¡NO AL VETO PRESIDENCIAL!

¡ESTADO LAICO HOY!

Un comentario Agrega el tuyo

  1. benjamín dice:

    Que se podía espererar de un curuchupa asérrimo parece que no sabe los mandamientos de la ley de Dios que dice amar al prójimo. Pero el banquero ama solo al dinero.

    Me gusta

Responder a benjamín Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s