Petroecuador declaró desierto el proceso para iniciar una auditoría externa para revisar sus balances

Ahora, se plantea iniciar una auditoría con empresas nacionales, con el fin de cumplir este requisito que fue planteado por el FMI.

La empresa Pública Petroecuador declaró como desierto el proceso de contratación de una auditoría externa de los estados financieros de la empresa de los años 2019, 2020 y 2021, con la finalidad de que se clarifique y ordene las cuentas de la empresa pública.

La auditoría se suspendió puesto que ninguna de las cuatro compañías que habían sido invitadas a participar en el concurso presentó una oferta.

El proceso de auditoría externa se iba a ejecutar por medio de un crédito reembolsable del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para lo cual se suscribió un convenio con el Ministerio de Energía y Minas, a fin de que Petroecuador use los recursos para contratar la auditoría.

Al ser un proceso financiado con fondos de cooperación internacional, la contratación debía acogerse a lineamientos establecidos por el Organismo Internacional: es así que fueron invitadas al proceso las auditoras catalogadas como «big four», que corresponden a las más grandes y reconocidas a escala internacional: Pricewaterhouse Coopers (PwC), KPMG, Ernst & Young y Deloitte & Touche.

En primera instancia, las empresas tenían que presentar sus ofertas hasta el 10 de noviembre, pero por una solicitud el plazo se amplió una semana más hasta el 18 de noviembre.

Petroecuador advirtió que, a pesar de la ampliación de plazo y haber solventado dudas de algunas de las auditoras invitadas, el 18 de noviembre no se recibió ninguna oferta, por lo cual declaró la auditoría como desierta.

“De acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública (artículo 33, literal a) el proceso se declarará desierto por no haberse presentado ninguna oferta”, subrayó.  

Ahora, la petrolera anunció que, para cumplir con esta meta, invitará a un concurso a varias empresas nacionales, debido a que es una meta estructural establecida por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para continuar con desembolsos para el país.

Fuente: Pichincha Universal, Republica del Banano.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Manuel Parra dice:

    Buen día, empresas internacionales saben que el PAÍS tiene un Gobierno mentiroso que no ha cumplido con el Ecuador, e ahí el resultado.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s