#ArticuloBananero| Lawfare: Lula, Glas y la presunción de inocencia 

Si antes se necesitaba la fuerza militar para obtener el control del Estado, 
hoy en América Latina se necesita el poder judicial. De conseguirlo, cualquier 
frágil Estado de derecho estaría en peligro de desaparecer. Es la herramienta clínica y eficaz para cometer actos de injusticia y de venganza contra enemigos políticos. Se trata de la nueva estrategia del Lawfare: apoderarse del poder judicial… encontrar la figura jurídica para el supuesto delito y, por medio del engaño, crear falsas acusaciones. A la par, los medios de comunicación se encargarían de cambiar el parecer del imaginario social. Esto que está de moda ha aflorado con desfachatez en Brasil, en Argentina y en Ecuador. Hace pocos días, el sumo pontífice confirmó esta inhumana práctica: “El Lawfare, además de poner en serio riesgo la democracia (…) es utilizado para minar los procesos políticos emergentes y propenden a la violación sistemática de los derechos sociales”. 

En este entorno, el principio de presunción de inocencia se va al tacho de basura. Uno pregunta, en contraste, ¿por qué no ocurre la manipulación a la justicia en EE.UU.? Hace ya más de dos años se ha tratado de vincular a Donald Trump en una conspiración con Rusia para obtener ventaja en las elecciones presidenciales sobre Hilary Clinton. No es robo, coimas o asociación ilícita de lo que se lo acusa. ¡Es más grave! No es tan solo el supuesto de haber hecho trampa en las elecciones, sino también de haber cometido un acto de traición a la patria por haber negociado clandestinamente con el enemigo. El fiscal especial Robert Mueller, muy metódico y pragmático, fue desvelando el entramado de la supuesta corrupción para al fin llegar a saber si el presidente de los EE.UU. cometió el crimen que se le alega. Guste o no, dos años después llegó a la conclusión críptica: no es culpable, pero tampoco lo exonera. Transfiere la competencia al Congreso para que profundicen la investigación y ver si hay causal para la debida destitución del presidente Donald Trump. Queda claro que en dicho país el sistema judicial sí respeta la presunción de inocencia, hasta que haya vínculos concretos, más allá del beneficio de la duda. 

En Brasil, como Argentina o Ecuador, están lejos de estos fiables lujos legales. Acá es suficiente que haya testimonio de convictos confesos para inculpar a los acusados, a cambio de reducir la sentencia de prisión. El testimonio de Aldemário Pinheiro, convicto y ex director de la constructora OAS, vale más que los testigos de 73 declaraciones que contradecían las acusaciones contra Luis Inácio da Silva. El mismo Luigi Ferrajoli, teórico en garantismo jurídico, junto a jurídicos internacionales que se han pronunciado contra el viciado proceso, han detectado “impresionante ausencia de parcialidad” y desmontado las premisas de la sentencia del juez Sergio Moro. A Lula da Silva se lo acusa de haber recibido un apartamento de la constructora OAS. No existe evidencia del soborno, no hay documentos que vinculen a Lula da Silva como propietario, ni como arrendatario, ni como visitante. Es decir, nunca estuvo en dicho apartamento. Es más, dicho apartamento “acaba de ir a subasta, con lo recaudado para la empresa que es la real propietaria del inmueble”. En Ecuador se siguió el mismo libreto. De los 13.5 millones de dólares que se acusa al ex vicepresidente, Jorge Glas, de recibir en sobornos por parte de Odebrecht para adjudicar contratos, no hay rastreo alguno que indique en qué cuenta está ese dinero. Lo que si hay, es la confesión del ex presidente de la Asamblea Nacional en donde alude que sí hubo un pacto entre el fiscal general Baca Mancheno y el gerente, José Conceição Santos, corrupto confeso, de Odebrecht, para encarcelar a Jorge Glas y tomarse la vicepresidencia.  En un Estado de derecho no se podría sostener esta arbitrariedad.

Sabemos de que todas estas triquiñuelas tienen el propósito político de recuperar el poder del Estado. Primero fue contra Dilma Rousseff, después contra Lula, impidiendo a que regrese a gobernar, teniéndolo preso. Ahora con las nuevas revelaciones por el periodista estadounidense Glenn Greenwald del diario “The Intercept Brasil”, es claro que todo fue un montaje amañado, una farsa ejecutada entre el ex juez Sergio Moro y el fiscal de la operación Lava Jato, Deltan Dallognol. Perpetrada la patraña, tenemos: Moro, ministro de Justicia, Bolsonaro, presidente, y Lula, preso.

También es claro que a las élites les es insoportable rondar con el hecho que un insignificante obrero metalúrgico haya sacado de la pobreza a más de 30 millones de brasileños y que haya “reducido drásticamente los niveles de desnutrición y desescolarización de los niños y jóvenes de su país”. Por lo tanto era imperativo operar al margen de la ley. Es raro que en vez de premiar, las élites castigan. Para ellas resultaría imperdonable dejar que nuevamente Lula sea presidente. Las encuestas abrumadoramente anunciaban que más de 40 millones de votos estarían con él, ganando ampliamente las elecciones del pasado octubre. A propósito, el mismo libreto se aplica contra la amenaza del inexorable regreso de Rafael Correa. 

Lula fue condenado por haber germinado la esperanza de mejores derroteros. Ernesto Mándela, Mahatma Gandhi, Martin Luther King Jr y ahora otros presos políticos, Luiz Inácio da Silva, Jorge Glas y la vigente persecución política contra Rafael Correa, roerán la conciencia de los “Sergios Moros” de la región, con nombres diferentes pero Torquemadas al fin.
Luis Alfredo Castillo 

Prensa Republica Del Banano

Espinosa dejó de ser hoy la Ministra de Salud tras renunciar a su cargo

Fuentes del Ministerio de Salud confirmaron a EL COMERCIO, pasadas las 21:00 de este martes 25 de junio del 2019, que Verónica Espinosa Serrano dejó de ser la ministra del ramo. El Gobierno le agradeció por sus funciones. La tarde de este martes, la funcionaria salió del edificio de la Cartera de Estado en medio de aplausos y abrazos. En las instalaciones de Salud, servidores formaron un círculo alrededor de Espinosa y le aplaudieron, entre abrazos y flores, bajo una pantalla gigante con imágenes de agradecimiento. Verónica Espinosa estuvo al frente de la Cartera de Salud desde enero del 2017. Su salida se produce en medio de críticas a su gestión, como las fallas en los resultados de las pruebas de VIH, problemas con insumos médicos como el paracetamol y la presión para la aprobación del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos. La funcionaria, que cuenta con una carrera en el sector público, estudió Medicina en la Universidad Internacional del Ecuador. Allí obtuvo una beca estudiantil por méritos académicos. Realizó su internado rotativo en el Hospital Carlos Andrade Marín del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Como parte de su formación fue estudiante dentro del Programa Erasmus Mundus en la Universidad La Pitié Salpetriere en París – Francia; hizo una maestría en Salud Pública en la Universidad San Francisco de Quito y un Diplomado en Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos en la Universidad Salud de Argentina. Espinosa tuvo una carrera en el sector público. Se desempeñó como directora del Subcentro de Salud de Puembo. Fue coordinadora encargada del Área de Salud en Yaruquí y directora médica en Laboratorios. Además fue asesora en el Ministerio de Salud; Subsecretaria Nacional de Gobernanza de la Salud Pública y Viceministra de Gobernanza y Vigilancia de la Salud. Dentro de sus funciones ha sido delegada como representante del Ministerio de Salud Pública en el Consejo Directivo de SOLCA, Presidenta del Consejo Nacional de Fijación y Revisión de Precios de Medicamentos de Uso y Consumo Humano y delegada del Ministerio de Salud Pública ante el Directorio del Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual. Entre sus proyectos estuvo la estrategia Médico del Barrio con el que se buscaba consolidar un modelo preventivo y de promoción de la salud. Esa era la meta. La iniciativa, además, se constituyó en la herramienta del presidente Lenín Moreno para deslindarse del modelo impuesto por su antecesor, Rafael Correa. Además, apuntó a campañas de lactancia que incluyó el reconocimiento de empresas como Amigos de la Lactancia. Espinosa estuvo en medio de las críticas en los últimos meses por la falta de aprobación del Cuadro Básico de Medicamentos. En esta revisión se pretende incluir 50 medicamentos, para lo que se necesitaría un presupuesto similar a los usados para adquirir los 787. Es decir, cerca de USD 300 millones adicionales, por lo que para Espinosa era necesario priorizar la adquisición de los médicos y evaluar el costo beneficio de los mismos antes de incluirlos. 

Con información de El Comercio

Amenazan de muerte al preso político y ex vicepresidente Jorge Glas

La mañana de este domingo 23 de junio, comenzó a circular en las redes un video en donde supuestos privados de la libertad amenazan de muerte a Jorge Glas, quién se encuentra recluido en el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi.

“Lo vamos a matar a Jorge Glas, lo vamos a ir a buscar y le vamos a entrar”, asegura en ese video uno de los encapuchados que aparenta ser el líder, quien además pregunta a supuestos compañeros suyos sobre el por qué no tomaron al exvicepresidente en días pasados.
“Estamos cansados de este Gobierno que no hace valer nuestros beneficios como PPL (Personas Privadas de Libertad)”, añade el encapuchado mientras tiene en su mano un cuchillo.
Sobre este video anónimo, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad (SNAI), aseguró que las imágenes no tienen indicios de veracidad, mientras que Edmundo Moncayo, director general de la entidad recorre el Centro de Rehabilitación Social de Cotopaxi, para verificar el cumplimiento de protocolos de seguridad.
Por otro lado, el abogado de Glas, Eduardo Franco, pidió este domingo a las autoridades que trasladen a su cliente a una cárcel más segura en Quito, ante la supuesta amenaza contra su vida.
La ministra del Interior, María Paula Romo, también se refierió al tema a través de su cuenta de Twitter. “Paredes y tipo de ducha del video no coinciden con las características de un CRS, pero nunca subestimamos una amenaza. El ministro Edmundo Moncayo recorre en este momento la cárcel de Latacunga y verifica directamente”.
Glas fue condenado a seis años de prisión por un caso de asociación ilícita relacionado con la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht y cuando mantenía prisión por algo más de un año en Quito, fue trasladado en octubre del año pasado a la cárcel de Cotopaxi. 
Fuente: Ecuavisa

Gustavo Bucaram confirma que recibió $100.000 para Bonilla

#FlashBananero| Gustavo Bucaram, quien en 2013 fue secretario de Viviana Bonilla en la Gobernación del Guayas, confirma que ella le dispuso viajar a Quito para recibir 100 mil dólares en efectivo para la campaña electoral.

Ciudadano es detenido por llamar corrupto al Presidente Moreno

Fue con ocasión de las fiestas de Machala

Un ciudadano no identificado fue detenido este viernes 21 en la ciudad de Machala, durante las festividades de esa ciudad, todo por haber gritado en contra del presidente Moreno Garcés “Lenin Corrupto”, segun lo ha mostrado este fin de semana el medio digital Ecuador Play que registra la detención con un video que ha puesta en su cuenta de twitter.

El hecho se habría producido este viernes en la capital de la provincia de El oro, en las festividades de Machala, cuando el ciudadano ante el paso de la caravana presidencial con el primer mandatario gritó ‘Lenin Corrupto’, lo que originó que los miembros de la escolta policial del presidente procedan a retenerlo para registrar sus datos.

El sitio digital Ecuador Play, logro captar el momento en que el ciudadano es detenido por la policia, y ante los reclamos de la gente se aproxima a la cámara y expresa que es detenido por haber pronunciado esa frase, y que no respetan su libertad de expresión.

La difusión de este video provocó los reclamos de muchos de los ecuatorianos, que consideran inapropiada esta dtención, ya que el régimen se jacta de respetar la libertad de expresión. Es mas, se lo ha comparado con una conducta similar que en su tiempo Lenin Moreno criticó de su antecesor Rafael Correa, cayendo en la misma situación ahora en el poder.

No se conoce finalmente si se mantiene detenido al ciudadano, ya que los insultos a la majestad del poder son sancionados con cárcel y multa en el caso ecuatoriano.

#ArticuloBananero| Moreno y Lasso: el encuentro del roto con el descosido

En nuestro Ecuador ya es costumbre llamar a rueda de prensa para hablar en nombre del pueblo ecuatoriano. Por lo visto, solo es necesario que una sarta de agenciosos encomendados se crean mejores que otros prójimos para que se auto proclamen ser los justicieros, la voz de los sin voz. El requisito: decir la mentira, con cara dura y desfachatez. Así lo hicieron los representantes del bloque CREO, pontificando sobre el espíritu democrático, dando testimonio simbólico que ellos sí co-gobiernan con el morenismo, con el fin, lo dicen, de hacer desaparecer el correísmo. Están seguros que los nuevos consejeros sin alcurnia serán la piedra del zapato y el sacerdote Tuárez, el nuevo cuco del barrio.


Sin más razón que la de su predecible extravío o por su capricho minoritario, el movimiento CREO declaró que no apoyará ni reconocerá el posicionamiento del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, “porque no representan al actual espíritu de los ecuatorianos”. Para rematar la burla,  llaman a Consulta Popular para que éste desaparezca. Es decir, para CREO, liderado por Guillermo Lasso, el mismo que instigó a votar por el voto nulo y lo perdió, el pasado 24 de marzo, no se registró en el horizonte de su conciencia política, o, como es de su costumbre, no les importó la voluntad popular. Así las cosas, Lasso ha cavado su propia fosa. Su derrota ya está escrita.

Es como que no se hubiesen enterado que la mayoría ya se pronunció. El 77 % votó y aprobó por la continuación del Consejo de Participación Ciudadana. Para ser más claro, hasta quieren eliminar aquello que recientemente tuvo el aval democrático, en un mar de sapos transitorios. En esta realidad política cuántica, la política del despiste, no todo lo que se escucha, realmente es escuchado. Igual, no todo lo que se ve, en realidad es visto. Solo existe el oscurantismo urdido por el trastorno caprichoso de líderes necios. “Creerás lo que yo diga”, dicen los autócratas. De lo contrario la cuadrilla enviada desde el ejecutivo continuará amedrentando. Desplegarán a asambleístas a marcar la raya para que no se  fiscalice. Amenazarán a los flamantes consejeros con juicio político y los medios harán lo que mejor hacen: causar desazón, mentir e imponer ideas en consonancia a las del imperio y a las de sus intereses políticos y económicos.

Entretanto, detrás del telón, se entrevé que los malos cálculos políticos de Guillermo Lasso continúan sin olfato político, ese olfato que el dinero no puede comprar la esquiva aceptación popular. Él, como ningún otro, se ha caracterizado en emprender causas contradictorias a la realidad política ecuatoriana. Ahora, ya no hay duda de que su plan de gobierno es el que está vigente. Ya no hay duda de que está en contubernio con este gobierno de apenas 14 % de credibilidad. Ya no hay duda de su alianza con el mismo gobierno que, supuestamente, le robó la presidencia y de que su movimiento azuzó a militares a sublevarse  o a incendiar Quito. De eso solo queda un desabrido recuerdo. Sus gritos de fraude solo fueron mentiras de malos perdedores. No es difícil comprender su afinidad con los morenistas: ambos mienten. Es el encuentro del roto con el descosido.

¿Qué réditos políticos podría sacar Guillermo Lasso que no sea el de usufructuar económicamente de la vigente coyuntura política? Las millonarias ganancias de la banca hablan por sí solas. Al parecer, por el dinero, que es lo que realmente importa, se lanza a su propio suicidio político. Se lanza a apoyar a un régimen que tiene una bajísima aprobación popular. La cual, para un gobierno que tenga sensibilidad democrática, sería causa para renunciar al cargo. La confianza dada a Moreno ya no tiene el claro y contundente consentimiento, ni la autoridad, ni la legitimidad para ser representantes de un pueblo soberano que abiertamente lo rechaza. 

Era solo cuestión de tiempo para que los actores clandestinos que dirigen las riendas del poder salgan a la luz y declaren abiertamente su participación en el descalabro de este gobierno. Ya no hay duda: Nebot y Lasso son los mayores titiriteros. Han dejado su marca endeble, dando viso de lo que se nos vendría en el 2021. Así como ahora es su voluntad, mañana será lo mismo y peor.
Luis Alfredo Castillo

República Del Banano

Presidente del CPCCS es recibido en Guayaquil con un masivo respaldo

El presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) definitivo, José Carlos Tuarez cumplió una extensa agenda en la ciudad de Guayaquil. El “Cura” como es conocido arribó a las 18:15 al aeropuerto José Joaquín de Olmedo de la ciudad de Guayaquil, donde lo esperaba una multitud eufórica; lo acompañaron también los Consejeros Walter GomezRonquillo y Victoria Desintonio. Posterior a ello se dirigió a la Plaza San Francisco, donde también lo esperaban sus seguidores; de allí partiría hacia una central en el centro de la ciudad donde lo esperaban cientos de líderes y representantes de diversas organizaciones sociales de la ciudad.

Fuente: Gato Villacis.

Ahora solo el 16% de ecuatorianos le cree al Presidente Moreno

Los datos fueron presentados por la encuestadora Perfiles de Opinión

La última encuesta de Perfiles de Opinión realizada en el mes de junio, revela que tan solo el 16,45% de la población de Quito, Guayaquil y Cuenca cree en el presidente Lenín Moreno. Los datos fueron proporcionados a través de entrevistas realizadas a un total de 909 personas de 18 años o más.

La credibilidad del presidente de la República, Lenín Moreno, continúa decayendo. Esta vez fue la encuestadora Perfiles de Opinión la que presentó los datos de credibilidad del primer mandatario que a junio de este año mantiene una credibilidad del 16.45%.

La población encuestada sería pertenecería a Quito, Guayaquil y Cuenca sumando un total de 909 entrevistas a hombres y mujeres de 18 años y más. Los datos reportan una leve mejoría de este indicador pues hasta abril del mismo año la credibilidad por Moreno se situaba en el 16.08%. Es decir, ha incrementado en un 0.37% la credibilidad en la población de estas tres ciudades.

Si embargo, la credibilidad del Jefe de Estado se ha desplomado desde julio de 2018, según los datos de Perfiles de Opinión. En la grafica se muestra como ha decaído desde el 50% hasta ahora situarse en el 16% de personas que dicen que le creen al presidente.

En cuanto a la credibilidad de los alcaldes de estas mismas ciudades, Perfiles de Opinión presenta datos en los que destaca la alcaldesa de Guayaquil con el 65,98% de población que dice creerle.

Le sigue el alcalde de Quito, Jorge Yunda, con un 57, 25% de credibilidad y por último el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, quien alcanza un 54, 66% en la credibilidad que dicen tenerle sus mandantes.

 

(XB)

FUENTE: Twitter, Perfiles de Opinión, Ecuador Inmediato

Continúa rifa a favor de Jorge Glas

#FlashBananero| Correístas organizan rifa en beneficio de Jorge Glas, debido a penurias económicas. Rifan una laptop, bisutería, una guitarra acústica y una tablet.

CNE afirma que Tuárez no cumplió requisito de no pertenecer a partidos políticos

El vicepresidente del @cnegobec Enrique Pita dijo que José Tuárez no podía ser candidato, porque estuvo afiliado al Partido Socialista, incumpliendo requisito de no haber pertenecido a una organización política hasta 5 años antes de su inscripción. Tuárez se desafilió en 2018.