Gremio de enfermeras del Guayas tiene en sus registros fallecidas y contagiadas con coronavirus

Hasta este jueves 2 de abril, el Colegio de Enfermeras del Guayas confirmó que cinco de sus afiliadas fallecieron por coronavirus y 80 fueron contagiadas.

Además, existen 380 casos de probables contagios de enfermeros y enfermeras que podrían sumarse a este registro.

Liliana Triana, representante del gremio, indicó que la falta de implementos de protección para realizar sus labores en los hospitales públicos y de la Seguridad Social es algo que le preocupa, por lo que pidió atención a las autoridades en este tema.

Aseguró que los vídeos que se difundieron a través de las redes sociales la noche del miércoles son “verídicos”. En ellos se observa a auxiliares de enfermería que reclaman por insumos médicos en los hospitales Universitario y Francisco de Icaza Bustamante, ubicados en el norte y sur de Guayaquil, respectivamente.

“Las contagiadas están en su mayoría en aislamiento domiciliario, sabemos que una está en cuidados intensivos”, afirmó y señaló que las personas contagiadas prefieren no decir sus nombres para evitar ser despedidas.

Sostuvo que existe incertidumbre en su gremio porque no tienen nombramientos ni contratos fijos para laborar.

Triana señaló que hasta el momento no han tenido acercamientos con representantes del Gobierno para abordar el tema, pero insistió que “nadie garantiza el trabajo de la gente que está al frente de la crisis”.

Pese a las denuncias de las últimas horas, el Ministerio de Salud Pública (MSP) no se pronunció. La Coordinación Zonal 8, que corresponde a Guayaquil, Samborondón y Durán, informó que realizó una desinfección de hospitales y su personal, en el distrito 09D01, que corresponde a la parroquia Ayacucho.

Mientras que el pasado miércoles, el vicepresidente Otto Sonnenholzner, informó en su cuenta Twitter que existen insumos médicos para distribuir en los hospitales de la provincia del Guayas.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Aglomeración en supermercados en Guayaquil por presunto toque de queda ampliado

 A pocas horas que empiece el toque de queda diario a nivel nacional, se pudo observar una gran cantidad de personas todavía estaban este jueves en los exteriores de tiendas, mercados, supermercados y farmacias en el cantón Durán, provincia del Guayas.

En uno de los supermercados más grande que existen en el casco comercial, el número de personas en la fila era más de 100. La mayoría de ellos buscaban vegetales, productos cárnicos y legumbres.

Otros usaban parcialmente algún cubre boca, es decir, más abajó de la nariz, e incluso no mantenían la distancia mientras esperaban su turno para poder ingresar al local.

En la entrada del establecimiento a cada cliente se le rociaba alcohol en las manos y se les pedía que hagan el uso completo de las mascarillas, además de guantes.Pichincha Comunicaciones@pichinchauniver

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, según el gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, estuvo reunido estudiando un posible toque de queda ampliado, debido al elevado número de personas contagiadas con coronavirus.

La información generó nerviosismo en la población al punto que los ciudadanos amanecieron a formar largas filas en las cadenas de comisariatos y hasta en las pequeñas tiendas situadas en los barrios de la ciudad.

La noticia difundida el miércoles por la noche fue corregida por la ministra de Gobierno, María Paula Romo, en el sentido que no se acogió esa propuesta en el COE. (C.D.A.)

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Lea los cuentos del gobierno de Moreno contra Correa para no atender la Emergencia #Covid19

Tomado de Revista Vistazo

Una estrategia de desinformación en Ecuador se consolida desde 13 campañas simultáneas, para desgastar al gobierno, aprovechando la crisis sanitaria por el COVID-19, según una investigación revelada hoy por el portal Código Vidrio.

Las campañas seguirían directrices del exmandatario Rafael Correa, advierte el reporte, que se basa en informes de inteligencia, registros digitales (chats, capturas de pantalla, links, videos, audios, fotos), obtenidos y sistematizados de forma independiente, así como en un reporte sobre el manejo de las cuentas en redes del expresidente Rafael Correa. A partir de todos esos insumos, se realizó la verificación que sustenta los hallazgos.

Una de las campañas buscaría afectar la moral de médicos, policías y militares. Otra se enfoca en difundir en redes imágenes trucadas, descotextualizadas, de cadáveres arrojados indiscriminadamente en las calles de Guayaquil. Una tercera persiste en que los doctores no cuentan con medidas de bioseguridad. Pretende exacerbar el temor y la ansiedad en la población.

Los mensajegs se articulan desde México, en un 50%, y Ecuador, en un 33%, según datos de un geolocalizador en Internet. El resto proviene de Colombia, EE.UU., España, Argentina, Cuba y Canadá. Y este fin de semana se pudo identificar la participación en los ataques desde Venezuela, para sobredimensionar la construcción de fosas comunes en Guayaquil, con imágenes de tumbas en México.

En Ecuador, la planificación se articula con grupos de chats de Telegram. Desde esos colectivos digitales se estructuran mensajes falsos, que luego se viralizan, a través de las plataformas WhatsApp, Facebook y Twitter.

El estudio identifica más de 25 grupos de difusión. Cada uno de sus usuarios puede llegar a 4.000 personas, que comparten los contenidos con sus contactos.

Por eso no es extraño que estas dos últimas semanas desde esas cuentas se registraran 40 millones de reproducciones de noticias falsas en redes sociales, según el secretario de Comunicación, Gabriel Arroba.

Esta estructura, aunque con el apoyo de hackers rusos, habría aplicado la misma táctica en el paro de octubre, explica un oficial que investigó esas operaciones. En uno de los chats correístas, en esa ocasión, se instaba a sus miembros a recaudar fondos para apoyar a los indígenas que llegaron a Quito.

Según la ministra de Gobierno, María Paula Romo, la información falsa genera emociones que influyen en la conducta. “Estas cadenas están enfocadas en provocar insatisfacción y desaliento en la población y también animan un comportamiento violento. Incentivar conductas violentas, transmitir a la población enojo y desesperanza –en un momento ya tan difícil– dificulta el manejo de la crisis, pero sobretodo no contribuye al control de la pandemia”.

Fausto Jarrín, abogado del expresidente Rafael Correa, dice que es descabellado responsabilizar al exmandatario de esa campaña. “El gobierno se ha desestabilizado por sí mismo, a través de las mentiras y verdades a medias de sus voceros y su falta de acción urgente para enfrentar esta crisis sanitaria y humanitaria que estamos viviendo los ecuatorianos sobretodo en la ciudad de Guayaquil”.

Además, rechazo categóricamente -agregó Jarrín- este intento de desviar la atención de los verdaderos problemas “inventándose esta supuesta campaña de desestabilización por parte nuestra. Eso es completamente falso”.

Ejemplo de cómo viralizan

A través de un grupo de Telegram, integrado por notorios personajes del correísmo, el 20 de marzo se difundió un video en el que aparece un médico quejándose de falta de insumos de bioseguridad. Fue tendencia en Twitter, el 21 y 22 de marzo. Otro grupo está en Whatsapp con el nombre Contenidos RC.

¿Cómo vuelven tendencia un tuit? Las cabezas dan instrucciones a los encargados de cada grupo para viralizar un mensaje con un hashtag específico. En este caso, por ejemplo, el viralizador fue #HeroesSinBioseguridad, que se replicó con 30.025 tuits, y tiene un alcance potencial de 10 millones de usuarios.  Así, el resto de simpatizantes simplemente replican los mensajes de manera indefinida y lo vuelven tendencia.

La campaña se sirve de actores atacantes, masificadores e influenciadores; personajes políticos y cuentas trolls. También tienen blancos específicos, como el presidente Moreno, la ministra María Paula Romo, Cynthia Viteri, varios periodistas…

Un análisis de redes sociales establece el aumento en la actividad en los medios de comunicación virtual, en relación al seguimiento al expresidente Correa y su círculo de seguidores, las últimas semanas.

Correa tiene más de 3,6 millones de seguidores en Twitter. Entre el 28 de febrero y el 23 de marzo, el exmandatario disparó 300 tuits, alcanzando 911.112 interacciones. Sus mensajes causaron un impacto mayoritariamente negativo: 62%.

En Facebook, las cifras son masivas. En esta plataforma el correísmo tiene tres cuentas masificadoras de contenido: Revolución Ciudadana Activa, con 58.000 integrantes; Lealtad Correísta, con 24.400, y Rafael Correa Delgado, con 163.000.

Uno de los informes de Inteligencia especifica que en México opera un trollcenter,. Especialistas de Inteligencia sostienen que ese país es la base operativa, con la supuesta participación de las asambleístas Gabriela Rivadeneira y Soledad Buendía, Edwin Jarrín y Ricardo Patiño, asilados allá.

Según Gustavo Isch, analista político, Correa, desde México, activa una agresiva estrategia en redes basada en fake news, consistente en minar la credibilidad y confianza en la gestión del gobierno frente a la crisis provocada por el COVID-19.

Patiño y Rivadeneira niegan participación

La asambleísta Buendía comentó al portal que no sabía nada al respecto. “No estoy participando en nada político. Estoy dedicada a la academia”.

Consultado sobre su participación, Ricardo Patiño negó cualquier relación con esas operaciones. “Ni Gabriela Rivadeneira ni yo tenemos nada que ver con los supuestos trolls que el gobierno dice que están creando noticias falsas desde México. Es totalmente falso y es irresponsable pretender vincularnos. Hace un año la ministra María Paula Romo inventó que yo estaba desestabilizando al gobierno junto a Ola Bini, a quien yo nunca conocí. Lo metieron preso, después tuvieron que liberarlo y él declaró que nunca nos hemos conocido”.

“Es lamentable -añadió- que funcionarios intenten montar cortinas de humo cada vez que son incapaces de atender los problemas del país. Es la propia ciudadanía la que está reclamando por la falta de atención”.

Efectos en la población

Entre la población, según una medición técnica recabada en uno de los reportes, las campañas han tenido siete efectos, pero los tres más relevantes son:

  • Miedo y desesperación
  • Cierre de vías y acceso a las ciudades por temor al contagio del coronarios
  • Aglomeración de personas en sitios de abastecimiento, exponiéndose a un posible contagio

El análisis sobre las reacciones en redes sociales, con base en una encuesta, revela que la desinformación también causó en los últimos 30 días sentimientos
negativos como:

  • Dolor 96%
  • Enfado 92%
  • Resentimiento 90%

Para revisar la investigación completa, haga clic aquí: https://bit.ly/2JprXyn

Fuente: Revista Vistazo, República del Banano

Militares transportan alimentos y medicinas para el Puerto Principal

El avión C-130 de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) transportó alimentos e insumos médicos desde Quito a Guayaquil para entregar a la población ante la emergencia sanitaria que vive el país a causa del coronavirus.

La aeronave trasladó alrededor de 18.000 libras de carga en cajas selladas.

El 31 de marzo, otro avión de la FAE realizó el traslado de equipos de protección sanitario desde Cuenca a Guayaquil y Latacunga. Ese material fue destinado para que los militares usen estos artículos mientras realizan las operaciones de control de movilidad durante el estado de excepción.

El 23 de marzo, Guayas fue declarada como zona especial de seguridad, por lo que las Fuerzas Armadas tomaron el control de la ciudad para impedir que las personas salgan de sus casas durante el toque de queda, con el fin de disminuir el número de contagios.

Guayas es la provincia con más casos de coronavirus. Según el reporte oficial emitido la mañana de este jueves 2 de abril, de los 3.163 casos de COVID-19, 2.243 son de esta zona del país.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

El panorama del Guayas: Morgues repletas, Cadáveres en camiones, cuerpos descomponiéndose en hospitales

Morgues repletas. Cadáveres apilados en camiones. Cuerpos descomponiéndose en clínicas privadas, en hospitales públicos. Deudos que reemplazan el llanto por los ruegos para pedir que les devuelvan los restos de sus seres queridos.

Es la información ‘extraoficial’ sobre lo que pasa en Guayas por el coronavirus, pero la que ha proliferado a modo de denuncia por redes sociales desde que empezó la emergencia sanitaria el 11 de marzo de 2020. Hechos que EXPRESO ha confirmado en las calles.Blanca Moncada Pesantes@Blankimonki · 

En este hilo, para ayudar, publicaré a todos los cadáveres a los que no han recogido.Blanca Moncada Pesantes@Blankimonki

Monte Sinaí. Valle del Cerro Azul, Mz. 7, solar 32. Segundo Castañeda falleció el sábado 28 de marzo. Sigue allí. Contacto: 0999527455. Jessica Castañeda.56Twitter Ads info and privacy67 people are talking about this

La cifra oficial, la que maneja el Gobierno, contó 79 fallecidos confirmados por COVID-19 y otros 61 como sospechosos, desde que se detectó el primer caso en Ecuador, el 29 de febrero, hasta el 31 de marzo de 2020. Es decir, ese número de decesos por la enfermedad en todo marzo en todo el país.

Juana Cruz y Víctor Rosado

Testimonios del COVID-19: “En el hospital dicen que no encuentran el cuerpo de mi madre”Leer más 

Sin embargo, otra cifra oficial, la del Registro Civil Provincial del Guayas, computó 388 inscripciones de defunción por diversas causas, solo en la Zona 8 (Guayas, a excepción de Milagro) en un día: el 31 de marzo de 2020. El día anterior, el 30, registraron 334.

Esto significa que en dos días se asentaron más defunciones que las que hubo en todo marzo de 2019, que cerró el mes con 609 certificados ordinarios. Extraordinarios se registraron 149.

¿Cuántos de esos más de 722 certificados de defunción en dos días corresponden a muertes por coronavirus? Como ya lo ha publicado este Diario, es difícil averiguarlo porque en la mayoría de los casos no realizan autopsias ni pruebas a los cuerpos. Lo que derivaría en un subregistro.

De hecho, las inscripciones se multiplicaron por 12, si se compara el número del 31 con el del 17 de marzo, cuando el Registro Civil inscribió a 32 fallecidos. Desde ese día, la cifra fue aumentando hasta un 1.112,5 % (ver gráfico abajo). Un incremento en los registros que, según revisó este Diario en las estadísticas de la institución, jamás se había dado en ningún mes desde 2016. Ni siquiera en abril de ese año, cuando ocurrió el terremoto de Pedernales (el 16 de ese mes), hubo tantas inscripciones de muertos en la Zona 8. Ese mes cerró con 306 inscripciones ordinarias. Cifra que no alcanza siquiera a los 334 fallecidos inscritos solo el 30 de marzo de 2020.

Cortesía

Testimonios del COVID-19: “Mi esposo murió y nunca nos atendieron en el 171”Leer más 

Estos datos, precisando los números del 30 y 31 de marzo, fueron enviados por la entidad a través de correos y mensajes de WhatsApp por voceros del Departamento de Comunicación. Sin embargo, luego de hacerlo, solicitaron que no se publicaran y que fueran pedidos al Comité de Operaciones de Emergencia (COE). EXPRESO habló con la ministra de Gobierno, María Paula Romo, y le cuestionó por qué tendrían que omitirse estas cifras.

Ella, que aclaró que no era una declaración oficial, reiteró lo que ha había dicho en anteriores declaraciones sobre que se aportarían nuevas cifras en los próximos días. Sugirió que había que ser prudente con esos datos para que no se mezclaran las estadísticas de fallecidos por COVID-19 con las muertes derivadas por otras causas.

Este Diario se trató de comunicar con otros integrantes del COE, entre ellos el vicepresidente Otto Sonnenholzner, pero hasta el cierre de esta edición no respondieron.

Y eso que personas como Luciana (nombre protegido) tuvieron que esperar hasta cinco días para que le entregaran el cadáver de su madre, y así sus parientes pudieran realizar el trámite civil. ¿Cuántos más procesos de certificados de defunción hay represados en Guayaquil porque los cuerpos no son entregados a los familiares? Otra interrogante sin respuestas.

crematatorio de a jun (31481761)

Coronavirus: El silencio de las cifras de las muertes en casaLeer más 

“Mi madre murió de COVID-19. Estoy haciéndolo todo por teléfono, llamando, pidiendo ayuda…”, escribió a este diario el 24 de marzo para pedir ayuda, porque nadie en el hospital del Guasmo donde falleció su pariente el día anterior le daba respuesta sobre el paradero de sus restos.

“Aún no aparece el cadáver…”, volvió a escribir el 25 de marzo. El 27, “aún nada”. Seis días después, finalmente, les devolvieron su cuerpo luego de prácticamente rogar por él.

Según los protocolos del Ministerio de Salud Pública (MSP), entidad que no ha contestado ninguna petición de entrevista o preguntas planteadas por EXPRESO, la madre de Luciana tenía que cremarse. Ellos la sepultaron porque “nos estaban cobrando 1.500 dólares por la incineración”.

Pero esto no solo ocurre en hospitales públicos. Mariana (nombre protegido) denunció a través de las redes sociales que el cadáver de su madre, que murió el sábado 28 de marzo, no aparecía en un centro privado de la ciudadela Alborada. “… En la tarde fuimos con la funeraria a retirarla (…). Los llevan a un camión donde tienen los cadáveres, me llamaron después de unos minutos para que reconozca a mi mamá de una pila de cadáveres porque no la encuentran”.

Un vídeo que circula en redes sociales también denuncia la aparición de una adulta mayor en la misma clínica. Una trabajadora del lugar contó a EXPRESO que, efectivamente, la morgue del sitio “está repleta”. ¿Por qué? Ninguna autoridad responde.

Luis Sarrazín, exministro de Salud, asegura que en todos sus años de experiencia como médico “nunca ha habido tantas muertes en Guayas y Guayaquil”. Y podría asegurar que la mayoría ha sido provocada por el virus. No le ve otra explicación.

La única cifra oficial, que fue actualizada ayer 1 de abril, pasó de 79 a 93 fallecidos. El resto, sea cual sea la causa de su deceso, se sigue descomponiendo en las morgues de las clínicas, en sus casas o en las veredas.

Fuente: Diario Expreso, República del Banano

Presidente de Filipinas ordena matar a quienes violen la cuarentena por Covid-19

El presidente de FilipinasRodrigo Duterte, ha ordenado a las fuerzas de la ley “disparar a matar” a aquellas personas que violen los requisitos de la estricta cuarentena por la pandemia de Covid-19.

“No dudo. Mis órdenes son para la policía y el ejército, si hay problemas o surge una situación en que la gente pelea y sus vidas están en peligro, disparen a matar”, aseveró anoche el mandatario en un discurso televisado.

“MuertoA cambio de causar problemas, te enviaré a la tumba”, amenazó Duterte el mismo día en el que una veintena de personas de la barriada de San Roque, en Manila, protestaron sin permiso ante la policía para exigir ayuda oficial para salir adelante.


El cierre de gran parte del país, incluido Manila, y las estrictas normas de cuarentena y confinamiento han impedido que millones de personas que subsisten día a día en los barrios más pobres de la capital encuentren cómo ganarse la vida.

El presidente obtuvo la semana pasada “poderes especiales” del Congreso para lidiar con la pandemia en una ley que incluye la provisión de 4.000 millones de dólares para repartir entre 18 millones de hogares desfavorecidos del país, donde el 16 % de la población vive bajo el umbral de la pobreza.

Presidente de Filipinas ordena matar a quienes violen la cuarentena por Covid-19

Sin embargo, la ayuda está bloqueada porque el gobierno todavía elabora “una base de datos consolidada” de los beneficiarios. “Solo espere la entrega incluso si se retrasa, llegará y no pasará hambre. No morirá de hambre”, señaló Duterte.

Defensores de derechos humanos y grupos civiles han denunciado este jueves las palabras del presidente, que se regaron rápidamente por las redes sociales, donde la etiqueta îOustDuterte (expulsar a Duterte) es tendencia desde anoche.

“Estamos seriamente alarmados de que las palabras del presidente, que se traducirán en formas peores y más brutales de violaciones de los derechos humanos, represión y violencia estatal en los próximos días”, lamentó la organización de derechos humanos Karapatan.

El grupo estudiantil CEGP indicó que “no se puede esperar que la gente permanezca en silencio si sus estómagos se revuelven” y advirtió al gobierno que “no deben aferrarse a planes fascistas y militaristas contra una nación azotada por el hambre y en enojo contra un régimen incompetente”.

Fuente: Diario Extra, República del Banano

Trump se prepara a invadir Venezuela por su petroleo, con “el cuento de las drogas”

Estados Unidos lanzó el miércoles una vasta operación antidrogas en el Caribe con la mira puesta en el “régimen corrupto” de Venezuela encabezado por Nicolás Maduro, días después de inculpar al mandatario de “narcoterrorismo” y ofrecer 15 millones de dólares de recompensa para detenerlo.El presidente Donald Trump anunció el incremento de las operaciones del Comando Sur, que supervisa las actividades de defensa en Latinoamérica y el Caribe, alegando que los carteles de la droga intentan aprovechar la pandemia de la COVID-19 para impulsar su negocio. “Hoy (miércoles) Estados Unidos está lanzando operaciones antinarcóticos reforzadas en el hemisferio occidental para proteger al pueblo estadounidense del flagelo mortal de las drogas ilegales”, dijo Trump en rueda de prensa en la Casa Blanca.  “No debemos permitir que los carteles de la droga exploten la pandemia para poner en riesgo la vida de los estadounidenses”, agregó.Trump dijo que ya se estaban desplegando más destructores de la Marina, barcos de combate y aeronaves de vigilancia, que se suman a las patrullas de la Guardia Costera con el objetivo a rastrear y confiscar drogas provenientes de América Central y Sudamérica. El mandatario habló junto al secretario de Defensa Mark Esper, el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark Milley, el fiscal general, Bill Barr, y el asesor de Seguridad Nacional, Robert O’Brien. Según explicaron, el foco está puesto en el “régimen corrupto” de Maduro y su supuesta colaboración con narcotraficantes colombianos para enviar cientos de toneladas de cocaína y otras drogas hacia el norte por aire y mar.  “Estas fuerzas adicionales casi duplicarán nuestra capacidad para llevar a cabo operaciones antinarcóticos en la región”, dijo Esper.”Los actores corruptos como el ilegítimo régimen de Maduro en Venezuela confían en las ganancias derivadas de la venta de narcóticos para mantener su poder opresivo”, agregó. Máxima presiónMilley dijo que habían recibido información de inteligencia reciente sobre que los carteles de la droga vieron en el brote de COVID-19 una oportunidad para tratar de enviar más drogas a Estados Unidos.  “Estamos en guerra con terroristas, estamos en guerra con el COVID-19, y también estamos en guerra con los carteles de la droga”, dijo.  El jueves pasado, Maduro y una docena de funcionarios y exfuncionarios venezolanos fueron acusados en Estados Unidos de usar la cocaína “como un arma” contra ese país en las últimas dos décadas.El Departamento de Justicia señaló a Maduro, integrante del gobierno de su predecesor, el fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013), de liderar el denominado Cartel de los Soles y de trabajar junto con la extinta guerrilla colombiana de las FARC, considerada una “organización terrorista” por Washington. Barr dijo que se traficaban unas 250 toneladas de cocaína por año.“Mucho de eso viene por mar, pero también, debido a la presión que estamos aplicando allí, están tratando de establecer una ruta aérea desde Venezuela hacia América Central, que es una de las razones por las que estamos tratando de avanzar con firmeza contra ese régimen corrupto”, afirmó.El gobierno de Trump continuará con su política “de máxima presión para contrarrestar las actividades malignas del régimen de Maduro, incluido el tráfico de drogas”, dijo O’Brien, asegurando que la estrategia antinarcóticos no se detendrá aunque se trabaje “las 24 horas para luchar contra la propagación del nuevo coronavirus”. Manipulación horrorosaDesde Caracas, Maduro deploró la “escalada contra Venezuela” cuando Estados Unidos vive una “crisis humantaria” por el brote del coronavirus, que deja ya más de 200.000 infectados y unos 4.800 muertos.”Es una manipulación horrorosa, miserable de Donald Trump para tratar de desviar la atención”, dijo en un programa de televisión conducido por el número dos del oficialismo, Diosdado Cabello, también acusado de “narcoterrorismo” por los fiscales estadounidenses. Más temprano, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, saludó que “por primera vez en décadas las autoridades de Estados Unidos se dispongan a tomar acciones para resguardar sus fronteras históricamente permeables, descuidadas y vulnerables”, señalando que “miles de toneladas anuales de drogasa” ingresan provenientes de su “aliado” Colombia.El líder opositor venezolano Juan Guaidó, a quien Estados Unidos y unos 60 países reconocen como presidente encargado, celebró en un comunicado el despliegue como “una acción positiva para frenar las redes narcoterroristas que ha impulsado el régimen de Nicolás Maduro”. El martes, el gobierno de Trump, que desconoce por “fraudulenta” la reelección de Maduro en 2018, propuso un plan para superar la “grave crisis política, económica y humanitaria” venezolana, ofreciendo levantar las sanciones aplicadas a Caracas a cambio de que un gobierno de transición, sin Maduro y sin Guaidó, organice nuevas elecciones.

Fuente: Vistazo, República del Banano

Dirigentes indígenas, sindicales y sociales instan al Gobierno a enfrentar de manera correcta y oportuna la crisis sanitaria

El Colectivo Nacional, conformado por la CONAIE, el FUT y el Frente Popular, demandan del Gobierno Nacional, presidido por Lenín Moreno, acciones urgentes y correctas para proteger la salud y asegurar la alimentación de la población.

Reclaman al régimen que destine, de forma oportuna y suficientes, los recursos económicos para enfrentar la emergencia y priorizar la vida, principalmente fortalecer el sector de la salud y no cargar la crisis en las espaldas de los trabajadores, los pueblos, las nacionalidades, los sectores sociales y populares del país.

Los dirigentes del Colectivo rechazan la decisión del presidente Moreno, ejecutada por el ministro de Finanzas, Richard Martínez, de cumplir con los pagos de la deuda externa, correspondientes a marzo, con la cual prioriza a los acreedores por encima de la vida del pueblo y especialmente de los afectados por la epidemia y el sector de la salud.

Exigen la suspensión del pago de la deuda externa, con el fin de superar la emergencia sanitaria, hasta que se estabilice la economía ecuatoriana. Según la propuesta, esto liberaría, al año, un tercio del Presupuesto General del Estado; es decir, cerca de 12 mil millones de dólares, para destinar a la salud, alimentación y reactivación productiva.

El Colectivo Nacional destaca que el propio FMI y Banco Mundial han reconocido que los países no podrán pagar su deuda y anuncia un programa de reestructuración de esta, para todos los países.

Por eso, condena que el gobierno ecuatoriano haya decidido pagar la deuda, cuando estos recursos deben servir para dotar de insumos a todas las unidades médicas, a los trabajadores de la limpieza y kits alimentarios, que se requieren para un millón y medio de jefes y jefas de hogar del campo y la ciudad.

Los dirigentes de estas organizaciones exigen al Gobierno hacer público el listado de los tenedores de la deuda, que cobran esos bonos, y la fecha cuándo los compraron.

Advierten que continuarán con la demanda de inconstitucionalidad sobre el pago de la deuda externa, en la emergencia sanitaria, en contra del Gobierno Nacional, por atentar contra la vida de los ecuatorianos.

De igual manera, demandan la suspensión de los despidos masivos, en los sectores público y privado, del campo y la ciudad; el reintegro inmediato de todas las personas trabajadoras despedidas; el pago de los salarios correspondientes al mes de marzo; las utilidades de abril; y los aportes al IESS. A criterio de los líderes del Colectivo Nacional, los empresarios no tienen ninguna razón para negarse a esos pagos o retrasarse.

Exigen, también, la derogatoria de los acuerdos del ministerio del Trabajo 079- 080, porque los consideran inconstitucionales y lesivos a los derechos laborales. Reclaman que el Gobierno cobre a los deudores al fisco; que la banca baje la tasa de interés en los créditos; recursos para asistir a la economía popular, comunitaria y pequeños productores.

Consideran que los aportes de los bancos Pichincha y Guayaquil son una pequeña parte de la deuda histórica que tienen los banqueros con el pueblo ecuatoriano, al haber acumulado riquezas durante años, y no puede ser a cambio de despedidos a sus trabajadores.

Piden detener inmediatamente las actividades extractivas de empresas mineras ilegales y territorios concesionados, madereras y todas aquellas que se encuentran laborando normalmente, inobservando, según dicen, las disposiciones nacionales del estado de excepción y toque de queda, que constituye una gravísima violación de las medidas sanitarias dispuestas, que ponen en riesgo la integridad de las poblaciones indígenas y campesinas asentadas en los territorios

Requieren del Ejecutivo que sincere las verdaderas cifras y toda la información sobre la real afectación del COVID-19 en Ecuador, a nivel de contagiados y muertos, ya que creen que las cifras oficiales no reflejan lo que efectivamente está ocurriendo en los hospitales y en los hogares, principalmente en la provincia del Guayas.

Los dirigentes de la COANIE, el FUT y el Frente Popular, ante lo que consideran incertidumbre, exhortan al gobierno y al COE Nacional que mantengan las medidas sanitarias establecidas, como la cuarentena y las restricciones de circulación vehicular, entre otras, durante el mes de abril y realicen evaluaciones permanentes de carácter técnico y sanitario, para determinar la fecha específica en la cual se podrían reanudar las actividades en el país.

El Colectivo Nacional expresa el reconocimiento y solidaridad a lo que califican como rol crucial y humanitario de las personas trabajadoras del sistema de salud, a la tropa de la fuerza pública, trabajadores de aseo de calles, campesinos, indígenas, entre otros, que han sido quienes han asumido una responsabilidad heroica durante la crisis.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

COE nacional dispone restricciones por provincias desde el 13 de abril

 El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional dispuso nuevas medidas para enfrentar la crisis por el COVID-19. Entre ellas, que desde el 13 de abril existirá un semáforo con restricciones distintas según las provincias que estén en rojo, naranja o verde.

La secretaria de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, informó que los expertos y los estudios generan parámetros para establecer estas restricciones por provincia.

Anunció que hay una sala situacional que ha generado, de forma georeferenciada, una serie de aspectos que permiten hacer seguimiento a las dinámicas, así como el informe del Ministerio de Salud para establecer cómo se desarrolla el COVID-19 en las distintas provincias.

Las que estén en rojo, dijo, tendrán que mantener las restricciones, mientras que otras, que estén en verde o amarillo, pueden tener medidas diferenciadas.

El objetivo, insistió, es establecer una diferenciación de medidas, de acuerdo a la realidad, dinámica y capacidad de respuesta que están teniendo las provincias en este proceso.

Otra de las medidas dispuestas por el COE nacional es la suspensión de la jornada laboral hasta el próximo domingo 12 de abril y que, conforme avanzan los días, analizarán si se extiende o no esta medida.

Además, se suspenden por todo el mes de abril: las clases en todos los niveles, el transporte internacional e interprovincial de pasajeros; se mantiene la prohibición de circulación de personas naturales entre provincias y siguen vigentes todos los permisos y salvoconductos que garanticen los servicios de salud, seguridad, alimentación, servicios básicos, sectores estratégicos, servicios financieros, comunicación y prensa, y las cadenas de exportación.

También piden a las autoridades de los GAD acatar las resoluciones del COE nacional y suspenden eventos masivos y espectáculos públicos durante todo abril y mayo.

Fuente: Pichincha Universal, República del Banano

Prensa internacional destaca la crisis sanitaria que atraviesa Guayaquil

“Guayaquil es la Wuhan de Ecuador”, señala una publicación del diario El País de España sobre la crisis sanitaria que vive la ciudad, la más afectada por el coronavirus en todo el país.

El artículo destaca las denuncias de ciudadanos que han pedido que los cuerpos de sus familiares sean recogidos. “Guayaquil es el prisma que revela la desesperación de la población por los fallecimientos de sus seres queridos y la incapacidad de las autoridades para actuar a tiempo”, indica la noticia difundida este miércoles 1 de abril.  Hasta la tarde, el Servicio de Gestión de Riesgos mostraba que desde el 29 de febrero 98 personas han muerto por el COVID-19; sin embargo, desde esta semana el Gobierno ha reconocido otros “fallecidos probables” por el nuevo virus. El último balance reconoce 76 muertos en esta última categoría.  El presidente de BanEcuador, Jorge Wated, quien fue asignado por el mandatario Lenín Moreno para tramitar el destino de los cadáveres en el Puerto Principal, dijo en una entrevista con Ecuavisa que “hay acumulación de gente fallecida en diferentes hospitales que han sobrepasado su capacidad”. Y es que los cadáveres no solo corresponden a personas que tuvieron o fueron sospechosas de coronavirus, también hay fallecidos por otros motivos, pero ni las funerarias ni las autoridades se dan abasto.      En algunos casos se ha denunciado que los cuerpos llevan hasta cuatro días dentro de una vivienda. Wated aseguró que entre este martes y miércoles se iban a recoger 115 cuerpos.  Diario El Universo destacó ayer (31 de marzo) que habían cadáveres abandonados en veredas. En la foto de portada aparece un cuerpo embalado en la calle Pedro Carbo, afuera de una reconocida cafetería, en pleno centro de Guayaquil.  Además de El País de España, otros medios internacionales han hecho eco de la problemática que vive la capital de Guayas.   El portal web de la BBC destacó este 1 de abril, la desesperante situación que viven los guayaquileños. Este medio señala que en Guayaquil existe “un colapso en el sistema funerario”.  El medio alemán Deutsche Welle (DW) titula: “La ciudad de Guayaquil, desbordada, no puede ni enterrar a sus muertos”.  Mientras El Tiempo de Colombia señala: “Guayaquil no tiene cómo enterrar sus muertos en medio del coronavirus”. 

Fuente: Ecuavisa, República del Banano