Los combustibles a precio de mercado, esto no dispone la Constitución de la República ni la Ley de Hidrocarburos

Este artículo ha sido escrito por Henry Llanes Suárez, ex dirigente de los trabajadores petroleros, Asambleísta, actualmente participa en el Frente de Defensa Petrolero Ecuatoriano y es Vicepresidente de de la Asociación de Jubilados y Pensionistas del IESS

Esto no dispone la Constitución de la República ni la Ley de Hidrocarburos

Hacer ajustes en los precios de los combustibles de + / – el 5% mensual, ESO NO ES focalizar los precios de los combustibles.

El Ing. René Ortiz Durán, Ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables informa, que el 4 de noviembre de 2020 ha puesto en vigencia el DECRETO EJECUTIVO con el cual se focaliza MENSUALMENTE los precios de los combustibles del diésel 2, diésel premium, gasolina extra y gasolina extra con etanol para el segmento automotriz y otros segmentos (no dice si es en terminal o al consumidor), en el cual no está incluido el transporte de carga, ESO NO ES FOCALIZAR LOS PRECIOS DE LOS COMBUSTIBLES.

FOCALIZAR LOS PRECIOS DE LOS COMBUSTIBLES significa estabilizar los precios de los combustibles durante un año, dos años o más hasta que se reactive la economía, hasta mejore el empleo y los ingresos de la gente. A partir de aquello se puede hacer ajustes anuales y no mensuales en el precio de los combustibles SUBSIDIADOS.

El señor ministro dice que, con la libre importación de los combustibles se termina un monopolio de 40 años, FALSO, porque el Estado durante los últimos 40 años ha importado los combustibles a través de un monopolio internacional. En los años 80 el monopolio de la importación del GLP estuvo bajo el control monopólico de la empresa FURNES WITT por más de una década.

Desde los años 90 hasta la actualidad, el MONOPOLIO de la importación de los combustibles ha estado bajo el control de DOS empresas: TRAFIGURA y GLENCORE, quienes se han alternado el control del mercado. En el período 2007 – 2019 importaron USD 49.000 millones en diésel, gasolinas y GLP. UN PINGÜE NEGOCIO. En este monto no está incluido la importación de Cutter Stocks, Jet Fuel, Avgas, VGO, Fuel Oil y NBO.

En el caso de tres productos, el Estado importa anualmente el 71.05% en diésel, el 55.80% en gasolinas y el 77.80% en GLP. La importación de los combustibles en esa magnitud, es producto del diseño de una política petrolera que beneficia a grupos de poder vinculados al negocio de los hidrocarburos. Estos grupos son los que han boicoteado el desarrollo de la industria nacional en materia petrolera, son los responsables de la descapitalización del país, de la afectación a la reproducción del capital nacional y del ahorro interno.

En el país se comercializa los combustibles a través de 11 comercializadoras privadas (intermediarios de marca) y de 1.118 estaciones de gasolina que no son de carácter estatal.

Henry Llanes Suárez