#ArticuloBananero| Moreno y Lasso: el encuentro del roto con el descosido

En nuestro Ecuador ya es costumbre llamar a rueda de prensa para hablar en nombre del pueblo ecuatoriano. Por lo visto, solo es necesario que una sarta de agenciosos encomendados se crean mejores que otros prójimos para que se auto proclamen ser los justicieros, la voz de los sin voz. El requisito: decir la mentira, con cara dura y desfachatez. Así lo hicieron los representantes del bloque CREO, pontificando sobre el espíritu democrático, dando testimonio simbólico que ellos sí co-gobiernan con el morenismo, con el fin, lo dicen, de hacer desaparecer el correísmo. Están seguros que los nuevos consejeros sin alcurnia serán la piedra del zapato y el sacerdote Tuárez, el nuevo cuco del barrio.


Sin más razón que la de su predecible extravío o por su capricho minoritario, el movimiento CREO declaró que no apoyará ni reconocerá el posicionamiento del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, “porque no representan al actual espíritu de los ecuatorianos”. Para rematar la burla,  llaman a Consulta Popular para que éste desaparezca. Es decir, para CREO, liderado por Guillermo Lasso, el mismo que instigó a votar por el voto nulo y lo perdió, el pasado 24 de marzo, no se registró en el horizonte de su conciencia política, o, como es de su costumbre, no les importó la voluntad popular. Así las cosas, Lasso ha cavado su propia fosa. Su derrota ya está escrita.

Es como que no se hubiesen enterado que la mayoría ya se pronunció. El 77 % votó y aprobó por la continuación del Consejo de Participación Ciudadana. Para ser más claro, hasta quieren eliminar aquello que recientemente tuvo el aval democrático, en un mar de sapos transitorios. En esta realidad política cuántica, la política del despiste, no todo lo que se escucha, realmente es escuchado. Igual, no todo lo que se ve, en realidad es visto. Solo existe el oscurantismo urdido por el trastorno caprichoso de líderes necios. “Creerás lo que yo diga”, dicen los autócratas. De lo contrario la cuadrilla enviada desde el ejecutivo continuará amedrentando. Desplegarán a asambleístas a marcar la raya para que no se  fiscalice. Amenazarán a los flamantes consejeros con juicio político y los medios harán lo que mejor hacen: causar desazón, mentir e imponer ideas en consonancia a las del imperio y a las de sus intereses políticos y económicos.

Entretanto, detrás del telón, se entrevé que los malos cálculos políticos de Guillermo Lasso continúan sin olfato político, ese olfato que el dinero no puede comprar la esquiva aceptación popular. Él, como ningún otro, se ha caracterizado en emprender causas contradictorias a la realidad política ecuatoriana. Ahora, ya no hay duda de que su plan de gobierno es el que está vigente. Ya no hay duda de que está en contubernio con este gobierno de apenas 14 % de credibilidad. Ya no hay duda de su alianza con el mismo gobierno que, supuestamente, le robó la presidencia y de que su movimiento azuzó a militares a sublevarse  o a incendiar Quito. De eso solo queda un desabrido recuerdo. Sus gritos de fraude solo fueron mentiras de malos perdedores. No es difícil comprender su afinidad con los morenistas: ambos mienten. Es el encuentro del roto con el descosido.

¿Qué réditos políticos podría sacar Guillermo Lasso que no sea el de usufructuar económicamente de la vigente coyuntura política? Las millonarias ganancias de la banca hablan por sí solas. Al parecer, por el dinero, que es lo que realmente importa, se lanza a su propio suicidio político. Se lanza a apoyar a un régimen que tiene una bajísima aprobación popular. La cual, para un gobierno que tenga sensibilidad democrática, sería causa para renunciar al cargo. La confianza dada a Moreno ya no tiene el claro y contundente consentimiento, ni la autoridad, ni la legitimidad para ser representantes de un pueblo soberano que abiertamente lo rechaza. 

Era solo cuestión de tiempo para que los actores clandestinos que dirigen las riendas del poder salgan a la luz y declaren abiertamente su participación en el descalabro de este gobierno. Ya no hay duda: Nebot y Lasso son los mayores titiriteros. Han dejado su marca endeble, dando viso de lo que se nos vendría en el 2021. Así como ahora es su voluntad, mañana será lo mismo y peor.
Luis Alfredo Castillo

República Del Banano

Lasso afirma que “nadie esta sobre la ley” y que @Lenin Moreno debe ser investigado

Guillermo Lasso dice que asambleístas que votaron en contra o se abstuvieron para investigar a Lenin Moreno, incluyendo a los de su partido @CREOEcuador , “cometieron un grave error”. Él sostiene que nadie está por encima de la ley y @Lenin debe ser investigado.

#ArticuloBananero| El voto nulo y las incoherencias del banquero Lasso

El poder del dinero habla en el Ecuador. El banquero Guillermo Lasso sigue siendo el constante fariseo de los medios masivos. Cada vez que algún capricho se le agolpa en la lengua, sale con acostumbrada insensibilidad de pontificar sobre cómo deberíamos ejercer nuestro derecho democrático. ¡Qué audacia! ¿De dónde le salen esos humos de omnipotencia? ¿Serán los estragos de la impunidad? ¡El comerciante del templo, quien no da razón de su vertiginosa fortuna, ni del laberinto de offshores de empresas fantasmas, sale a decretar cómo la horda de ‘desorientados’ debería votar! Después de cada aparición, lo que queda es una archivada incoherencia y una acumulación de contradicciones. Hoy, el ‘demócrata a rajatabla’ pide que sigamos su liderazgo votando nulo en contra de los futuros consejeros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, CPCCS, con el fin de eliminar este quinto poder del Estado, como si esa fuese la gran solución.

Guillermo Lasso pidió el voto por el Sí en la última consulta popular del 4 de febrero de 2018, para elegir democráticamente un CPCCS y para arrebatar el poder de las fuerzas correístas. En contraste hoy, ahondando su incoherencia, arremete en contra de dicha institución democrática y pide su eliminación, pero sin explicar ni cómo ni quiénes en el futuro nombrarían a las distintas entidades del poder. Se puede ponderar que su afán es regresar al toma y daca del reparto de la partidocracia. Esa era su meta: su apropiación total del CPCCS y de ahí hacerlo desaparecer. Nunca hubo tal espíritu democrático que pregonaba, sino el de allanar el camino para el acaparamiento total de los poderes del Estado. Poderes estos que en su ideología neoliberal no se pueden dejar, así nomás, a la voluntad del pueblo para que designen a las autoridades de control. Así, “evitamos que los políticos se enamoren de este modelo y crean que así funciona la democracia”, develó Lasso.

¿Qué peligro o amenaza habrá en la conformación de dicho consejo? ¿Por qué tienen miedo los Lasso, los Trujillo y los transitorios que fueron impuestos para ser los verdugos contra el correísmo, mediante la feria del reparto? ¿Será que corren el peligro de ser auditados e inculpados directamente por el resquebrajamiento de la institucionalidad del Estado por los nuevos consejeros? Corren el riesgo de que su mamotreto ilegal e ilegítimo pronto podría ser desarticulado y que se conocería, con evidencias concretas, las ilegalidades en las que los transitorios, a manera de golpe de estado, han metido la mano en violar explícitamente la Ley de las leyes: la Constitución. Si es por eso, no es para menos que anden asustados. Por consiguiente, dada la suspensión del conteo rápido por el Consejo Nacional Electoral, no es exagerado pensar que se esté maquinando un pernicioso fraude electoral el próximo 24 de marzo.

Si se puede rescatar algo de las incoherencias del banquero Lasso, es la advertencia para los políticos desmemoriados. Debido al abordaje anacrónico, estos políticos pasados de moda piensan que por tener un micrófono o por irrumpir en el espacio público, les es fácil desencadenar la lengua para apelar y convencer con su visión a los incautos sin percatarse que ahora con el archivo digital en las redes sociales, pronto sus mentiras, sus contradicciones y su demagogia serán desmontadas. Es la fuerza del hábito que los hace deslindar de la coherencia para pasar a la mentira y de ahí al intento de entontecer al votante. Ya no les es fácil. Ya no está bajo su control: palabra escrita o hablada, es evidencia guardada. 

Ante esta falta de respeto a la conciencia política del ecuatoriano común, ante este acto tosco, prepotente e irresponsable ya se empieza a correr la voz para unirnos y para que nuestro coro colectivo llegue a los oídos de los que abogan por el voto nulo. “¡Yo, Pedro Pueblo, voy a votar por Walter Gómez, Juan Dávalos, Carlos Espinoza, Victoria Desintonio, Graciela Mora y Olindo Nastacuaz para el CPCCS y ningún consejerillo puesto a dedo por Trujillo me va a decir lo que puedo o no hacer!”. 

Señor Lasso, esa es la respuesta a su gran iniciativa. ¡Ubíquese! ¡Asesórese!  ¡Ya ve que por sus repetidas incoherencias y sus desatinos en su carrera política, se van, quiera o no, acumulando en el archivo colectivo de la memoria del ecuatoriano. Por eso mismo, ya nadie le cree!

Luis Alfredo Castillo 

Prensa República Del Banano

#FlashBananero| Lasso guarda silencio respecto a diezmos de Galarza

Guillermo Lasso guarda silencio respecto a escándalo de cobros indebidos que involucra a Ana Galarza. A raíz de la destitución de Norma Vallejo, Lasso escribió: “Los actos de corrupción no pueden ser tolerados y CREO seguirá trabajando para que el país sea más transparente”.

Lasso: “Parece que Presidente ha comido mucho arroz con huevo, le importa un bledo el país que se va de viaje 25 días”

“Veinte y cinco días cuando el país no cuenta con un vicepresidente y la crisis económica no da tregua”, criticó

Guillermo Lasso, mediante su cuenta en la red social de Twitter, criticó que el Presidente de la República, Lenín Moreno, se ausente del país por 25 días seguidos para visitar China, Qatar y España, en donde mantendrá encuentros bilaterales. Lasso citó la declaración del Mandatario de que cuando “como un arroz con huevo (…) duermo tranquilo, hasta me importa un bledo el país esa noche” para criticar que realice el viaje, incluso, sin un vicepresidente designado.
“Yo como un arroz con huevo, y no me pasa absolutamente nada, duermo tranquilo hasta me importa un bledo el país esa noche”, reveló el Presidente de la República, Lenín Moreno, en una reunión, a mediados de noviembre, con ganaderos y productores de leche, al hablar sobre su alimentación.

Aunque ya han pasado algunas semanas, el líder de oposición se refirió a la declaración del Presidente Moreno y señaló: ‘Parece que el Presidente Moreno ha comido mucho arroz con huevo, al punto que le importa tanto un bledo el país que se va de viaje durante veinte y cinco días seguidos’.

‘Veinte y cinco días cuando el país no cuenta con un vicepresidente y la crisis económica no da tregua’, criticó el político a propósito del viaje que emprendió el Mandatario ayer y que lo traerá de vuelta al país el 2 de enero del 2019.

‘No recuerdo en la reciente historia del Ecuador que un hecho así haya sucedido. Menudo sentido de responsabilidad del Presidente Moreno’, reprochó Lasso.

El político agregó: ‘Quizá nos quiera decir que no lo necesitamos, el país funciona sin él y sin un vicepresidente’.

El Mandatario permanecerá en China del 10 al 13 de diciembre del 2018; en Catar del 16 al 19 de diciembre y el resto del tiempo permanecerá en España.

Con información de Twitter, Republica Del Banano y Ecuadorinmediato

Guillermo Lasso y Rafael Correa intercambiaron mensajes; pero la tregua no duró mucho

Un intercambio de mensajes que no estaba previsto se produjo ayer en la red social de Twitter. Los protagonistas: Rafael Correa y Guillermo Lasso, acérrimos enemigos políticos ecuatorianos. El común denominador: El Gobierno de Lenín Moreno y sus últimas actuaciones.

El mensaje en cadena nacional del pasado miércoles del Presidente de la República, Lenín Moreno, en el que dijo que no quedarán impunes los temas de corrupción y ratificó que extraditará a quienes han salido del país y estén involucrados en estos temas, significó un  breve acercamiento entre dos figuras políticas opuestas: Guillermo Lasso y Rafael Correa.

El escenario: Twitter; en donde, desde las cuentas oficiales, intercambiaron mensajes.

El primer de ellos fue Guillermo Lasso, que previamente, en otro mensaje, habría dado una luz de ¿cercanía? con el ex Gobierno al asegurar que el traslado de Jorge Glas desde Quito a Latacunga era una ‘venganza’ y no un acto de ‘justicia’.

Yo no le creo a usted @Lenin, porque usted formó parte de ese Gobierno como vicepresidente por 6 años y luego becado en Suiza por otros 3 más y nunca dijo una palabra sobre los ”corruptos, estafadores y violadores de derechos”, como lo dice ahora

Nunca dijo una palabra cuando, con dinero del Estado, este señor y sus secuaces organizaron la emboscada contra mi esposa, mi hijo, mi equipo de trabajo y contra mí al salir del Estadio Atahualpa en Quito, donde nos lanzaron piedras, palos, puñetes y patadas.

Y, aunque en tiempos pasados parecía imposible, en esta ocasión, Rafael Correa, ex Presidente de la República, retuitió el mensaje de Lasso en su cuenta oficial.

¡Qué serán los tiempos que vivimos que tengo que retuitear a Lasso porque tiene razón!

La respuesta de Lasso no se hizo esperar y acudió a Twitter para expresar:

Señor Correa, es tarde para remediar el daño que causó, pero qué bueno que por fin reconozca la verdad que dije en mis tuits sobre su Gobierno.

Pero la ¿reconciliación? no duró mucho, Correa escribió después:

Una de cal y otra de arena, GL.
Ni sus millones podrán tapar la transformación de la Patria, pese a la destrucción en que la dejaron los banqueros como usted.
¿Decir la verdad? Todavía esperamos que demuestre el fraude con el que, para justificar su derrota, conmocionó al país.

El tema parece que quedó cerrado con una seria de mensajes enviados por Lasso:

A propósito de mis tuits, mi defensa es por la democracia, la República, las instituciones; pisoteadas por los populistas y ladrones. Yo no defiendo a Glas, defiendo la institucionalidad del país. El odio no genera progreso.

En la red social varios usuarios se sorprendieron por este efímero contacto entre los políticos, pues recordamos que ellos se enfrentaron durante todo el Gobierno de Rafael Correa. Incluso, el ex Presidente fue quien comandó la campaña electoral en la que Lenín Moreno derrotó en las urnas a Lasso.

Con información de Twitter 

Lasso afirma también que “Traslado de Glas por caso Alvarado es venganza, no justicia”

Para Guillermo Lasso, líder del movimiento Creando Oportunidades (CREO), el traslado del ex Vicepresidente Jorge Glas, desde la cárcel 4, en la ciudad de Quito, hasta el Centro de Rehabilitación Social en Latacunga, tras la fuga del ex Secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, “es venganza, no justicia”.
El sábado pasado se levantaron las alertas cuando se confirmó que el ex Secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, investigado por presunto peculado, huyó del país, despojándose del grillete que tenía activado.

Alvarado fugó del Ecuador hacia un país, que le habría dado asilo; por ahora, no se conoce el destino final.

Un día después, el Gobierno decidió trasladar a Jorge Glas, ex Vicepresidente del Ecuador, quien paga una pena de 6 años por asociación ilícita en el marco del caso ODEBRECHT, desde la cárcel en Quito hasta Latacunga, en medio de las críticas de su abogado, Eduardo Franco Loor, quien aduce que padece enfermedades crónicas.

Quien se pronunció sobre el tema, en las últimas horas, ha sido el ex candidato a la Presidencia del Ecuador, Guillermo Lasso.

En respuesta al mensaje, Eduardo Franco Loor dijo: “Los hombres de honor reconocen la injusticia perpetrada contra Jorge Glas: su traslado a Latacunga es vendetta política, y su sentencia siendo inocente y sin pruebas, una injusticia, fruto de la persecución política bárbara”.

Con información de Twitter, Republica Del Banano y Ecuadorinmediato

Lasso cuestiona a Moreno al no haber dicho nada sobre “supuestos” corruptos cuando fue Vicepresidente

#FlashBananero| Líder de @CREOEcuador Guillermo Lasso acusa al presidente Lenin Moreno de haber pactado con Fernando Alvarado: “Las razones son obvias”.

Lasso tras caso de Alvarado trata de negligente al gobierno de Moreno

“¿Esta es la “gran cirugía a la corrupción” que prometió Lenín Moreno? Queremos más acción y menos discurso”, exigió

La fuga del país del ex Secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, motivó la reacción del líder del movimiento Creando Oportunidades (CREO), Guillermo Lasso, quien dijo que el hecho “desnuda la inoperancia” de la justicia ecuatoriana y, además, la negligencia del Gobierno de Lenín Moreno.

En rueda de prensa ofrecida, el ministro de Justicia, Derechos Humanos y Cultos (e), Paúl Granda, informó que Fernando Alvarado Espinel incumplió la disposición judicial que le otorgó medidas sustitutivas a la prisión preventiva con el uso de un dispositivo de vigilancia electrónica (DVE), el mismo que fue colocado el 9 de agosto del presente año.

“(…) Se traslada (Alvarado) a Quito, se moviliza por toda la Ruta Viva hasta las 22h21, del día 19 de octubre. El día 20 de octubre (…) a las 14h57 en el redondel del Ciclista, fue encontrado el dispositivo”, dijo Eliana Pacheco, directora nacional de Monitoreo.

El hecho fue anunciado por Alvarado, vía mensaje de texto, al Ministerio de Justicia; en el cual, además, informó que salía del país con rumbo a una nación que le ofreció asilo.

El tema fue motivo de crítica del político ecuatoriano, Guillermo Lasso, quien usó su cuenta en la red social de Twitter.

Guillermo Lasso: “Moreno tiene un gabinete (Ministros) muy mediocre”

Cree que, en cambio, Rafael Correa, está arrepentido de haber dejado el poder

Guillermo Lasso, líder de Creando Oportunidades (CREO), se refirió al Gobierno de Lenín Moreno, a quien considera “tibio” al hablar de la situación de Venezuela y de Nicolás Maduro. Así también se refirió al trato que ha dado a la economía, precisando que, día a día, tiene un discurso distinto; él cree que se debe a que “no entiende de economía”. Al hablar del gabinete que lo acompaña, Lasso dijo que, a excepción del Ministro de Defensa, “es un gabinete muy mediocre.

Moreno ‘ha puesto una pequeña distancia’ con Rafael Correa, dijo Lasso, quien recalcó que el mayor impacto del Presidente ha sido una propuesta suya de campaña, ‘por la que luché durante tres largos años, cuando Correa aspiró a la reelección indefinida’.

‘Nosotros lo enfrentamos en las calles de todo el Ecuador y logramos una presión social al punto en que Correa dijo: en esta ocasión no me voy a presentar, pero después sí, ahora les dejo a Moreno, y le salió el tiro por la culata’, indicó.

Para Lasso, ‘Moreno no es cambio’.

‘El Ecuador vive un proceso de transición, pero no es una transición en la que el Gobierno haya definido un rumbo’, mencionó Lasso y explicó que esta etapa está desarrollándose ‘a conveniencia del Presidente, que ilegítimamente llega al cargo y que tiene que sostenerse más o menos’.

Sobre si ha mantenido contacto con el Primer Mandatario, Lasso contó: ‘Moreno me ha llamado una sola vez para agradecer mi actitud de respeto a la sociedad ecuatoriana frente a Guacho. Definí que eso es un problema de Estado, de la sociedad ecuatoriana, que no se puede hacer política de aquello y, aunque no reconozco el origen del poder legítimo de Moreno, en esa circunstancia, todos debíamos cerrar filas alrededor del Gobierno’, sostuvo.

Moreno tiene expresiones ‘muy tibias’ sobre situación de Venezuela, aseguró Lasso, quien ha pedido al Presidente suscribir la carta para denunciar a Nicolás Maduro en la Corte Penal Internacional.

‘Es un tibio, pero los tibios son peores, porque los tibios, a veces tienen una posición, y, a veces otra, y engañan’, dijo.

Acerca del manejo económico del Gobierno actual: ‘No hay cambio con Moreno’, insistió Lasso, al tiempo de recalcar que el Mandatario cree que la economía da ciertas señales de inclinación hacia la inversión a la inversión privada.

‘Al siguiente día tiene un discurso totalmente opuesto, creo que no se da cuenta, porque no entiende de economía’, acotó.

También habló de los ministros del Presidente Moreno: A excepción del Ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, “el gabinete es un gabinete muy mediocre, absolutamente mediocre”, insistió en declaraciones para el programa de Jaime Bayly.

Al hablar sobre Rafael Correa, Lasso cree que el ex Mandatario está arrepentido de haber dejado el poder. Explicó que el ex Presidente ‘es un hombre con una mala vida’.

‘Haber sido Presidente del Ecuador para sembrar división, odio, para captar todos los poderes del Estado, para perseguir gente inocente’, mencionó.

Guillermo Lasso cree que, cuando Correa dijo: ‘Por esta vez no voy a ser candidato’, se encuentran con que sus fichas eran Jorge Glas y Lenín Moreno.

‘Un año antes de las elecciones, las encuestas decían que Moreno me ganaría a mí con 20 puntos de diferencias. El error que cometen de decir: este es imbatible; llegan las elecciones y, en segunda vuelta, gano las elecciones, que no se haya reconocido es un capítulo aparte’, acotó.

Ecuadorinmediato y Republica Del Banano