Sin el 40% del gobierno de Lenin Moreno, la brecha del IESS sube a 62 767 millones

Déficit actuarial del IESS se ahonda, sin aporte de Lenin Moreno

Volrisk Consultores Actuariales entregó en julio del 2016 el análisis y aprobación de los estudios actuariales realizados por la Dirección Actuarial y de Investigación del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Ahí se incluyeron los seguros de pensión, salud, riesgos del trabajo y campesino. La fecha de corte fue diciembre del 2013. Para la medición de ingresos y gastos de todos los fondos se proyectó el número de afiliados activos. No obstante, fue un cálculo sobreestimado. Para el 2016 se proyectaron 713 313 afiliados adicionales a los reales.

Esto generó, por ejemplo, una sobreestimación en los ingresos del fondo de pensiones del 22,95%. Pese a ello, tanto en los fondos de pensiones y de salud se prevén déficits para el año 2053 y 2033, respectivamente.

En el caso de pensiones se calcula un déficit de USD 20 464 millones. Sin embargo, para la fecha de cálculo (2013) aún se mantenía el aporte fijo del Estado del 40%. Sin ese aporte, la misma consultora estimó en otro informe que el déficit alcanzará los USD 62 767 millones.

Expertos actuariales han señalado que con el ritmo de desinversión actual de los recursos en el fondo de pensiones, este tendría una vida de cinco años. Trabajadores y jubilados presentaron demandas de inconstitucionalidad al retiro del aporte estatal que efectuó, vía reforma, la Asamblea en el 2015.

El presidente Lenín Moreno señaló ayer que espera que la Corte restituya el aporte responsable del Gobierno a la seguridad social. En salud, los recursos apenas alcanzarán solo hasta el 2020, según Volrisk, que calcula un déficit para este fondo de USD 9 075 millones en 2030.

Pero para la fecha de evaluación aún no se realizaba el cambio de aportes que subió la tasa a pensiones, pese a que en 2021 se ubicará en 5,16%, por debajo de la tasa inicial.

Pensión tendrá un déficit de 20 000 millones

El estudio de Volrisk ratificó el déficit del Fondo de Pensiones, calculado por la Dirección Actuarial del IESS en USD 20 464 millones para el 2053. Para la valoración se tomó en cuenta una tasa de aportación de 9,44% y el 40% que aportaba el Estado.

El informe detalla que la tasa de cotización que cubriría el sistema por los siguientes 40 años sería del 12,41%. No obstante, con el cambio en las aportaciones realizado en 2015, la tasa se ubica actualmente en 7,56% y para 2021 quedará fijada en 10,36%.

Adicionalmente, según otro informe de la consultora sobre el impacto de la reforma a la Ley de Seguridad Social –que eliminó el 40% de aporte fijo del Estado y modificó el incremento de las pensiones conforme a la inflación– el déficit se incrementó a USD 62 767 millones.

El estudio recomienda aumentar la edad de jubilación e incrementar las aportaciones. Un fondo con superávit de USD 2 291 millones El fondo de riesgos del trabajo tendrá un superávit de USD 2 291,8 millones para el 2053, confirma el análisis de Volrisk sobre el estudio actuarial interno del IESS.

No obstante, el último año en el que se percibirá un superávit anual, con ingresos superiores a los egresos, es el año 2034. El informe señala que la tasa de aportación de 0,55%, vigente en 2013, cubre las prestaciones por los siguientes 40 años.

Sin embargo, el cambio en las aportaciones de los afiliados, realizado en 2015 para contribuir a la sostenibilidad del fondo de salud, disminuyó la tasa de aportes a riesgos del trabajo de 0,55% a 0,20%. En 2021 la tasa quedará fijada en 0,38%, lo cual afecta la situación financiera del fondo.

El estudio recomienda como alternativas modificar el incremento de las pensiones, debido a que no estaban ligados a la inflación e incluso eran superiores a la inflación de largo plazo esperada.

También aconseja mejorar la tasa de inversión mediante estudios. Salud cuenta con recursos solo hasta el 2020 El Fondo de Salud tendrá suficientes recursos para cubrir los egresos prestacionales hasta el año 2020, detalla el estudio de Volrisk.

Desde el primer año de proyección (2014) existe un déficit anual, siendo los egresos superiores a los ingresos. Para 2033, según los cálculos actuariales, el déficit será de USD 9075 millones.

El estudio señala que la tasa de cotización que cubriría el sistema actual del seguro general de salud por los siguientes 20 años sería de 7,62%. En 2015 la contribución a este fondo subió de 5,71% a 9,94% para subsanar la situación financiera del seguro.

Pero, para 2021 la tasa quedará en 5,16%, un nivel menor al que tenía inicialmente. El informe recomienda analizar las prestaciones externas y de ser posible bajar el gasto, reducir el subsidio cruzado con el seguro de riesgos del trabajo, enfatizar el modelo preventivo y subir las aportaciones.

Se recomienda incremento a edad de jubilación

El análisis sobre el Seguro Social Campesino indica un superávit actuarial de USD 48,7 millones al 2033. Sin embargo, el último año sobre el cual se estima que los ingresos serán superiores a los egresos es el 2025.

El fondo tiene los suficientes recursos para cubrir los egresos por prestaciones hasta el último año en el horizonte de análisis de este estudio, el año 2033, asegura el informe.

Volrisk recomienda impulsar la contribución al financiamiento del Seguro Social Campesino, por parte de los seguros públicos y privados; observar cómo se están determinando las políticas para incentivar la afiliación en el seguro.

Adicionalmente, se aconseja considerar un incremento en la edad de jubilación, debido a que se observa a futuro un incremento más rápido de los egresos, en relación a las contribuciones.

De igual manera, sugiere observar y analizar las patologías que generan mayores egresos de salud y adoptar medidas preventivas.

Con información de El Comercio y Republica Del Banano

#IESS restará $70 millones de pago en pensiones jubilares este 2018

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) aseguró para este año está programado desinvertir alrededor de USD$70 millones menos de lo que se proyectó en 2017, sin embargo, garantizó que habrá dinero para el pago de pensiones jubilares hasta el 2023. “Más de 3 mil 400 millones de dólares es lo que tiene presupuestado invertir el IESS en el 2018 en la salud de sus afiliados y jubilados”, acotó la entidad.

A través de un comunicado de prensa, el IESS aseguró que apegado a los estudios actuariales y análisis financieros “este año está programado desinvertir alrededor de 70 millones menos de lo que se proyectó en 2017”.

“El presupuesto para el 2018 como su nombre lo indica es una proyección de gastos, por lo que se espera que con decisiones acertadas y la eficiencia en el manejo de los recursos, la misma sea menor, como sucedió en el 2017 y donde una vez liquidado el presupuesto se observa que no hubo la necesidad de desinvertir en los otros fondos (Seguro Social Campesino y Salud) y que incluso la desinversión en el fondo de pensiones fue mucho menor a lo programado, al igual que en el fondo de Riesgos del Trabajo, que se proyectó desinvertir 30 millones de dólares y solo se desinvirtió 10 millones de dólares”, detalló.

Asimismo, manifestó que más de USD$3 mil 400 millones es la cifra que tiene presupuestado invertir el IESS en el 2018 en la salud de sus afiliados y jubilados.

“A partir del 2015 se realizaron medidas importantes para garantizar la sostenibilidad del IESS y de sus fondos, es así que con el cambio realizado a los porcentajes de los fondos de salud y pensiones, se logró tener mayores ingresos para el fondo de salud, (el cual estaba totalmente desfinanciado) y sin que se afecte al fondo de pensiones”, sostuvo.

“No es cierto que no se contarán con los recursos para el pago de las pensiones jubilares en el 2023. Tenemos el tiempo adecuado que nos permitirá alargar la vida del fondo”, agregó el IESS.

Por lo que considera que la aprobación Ley de Seguridad Social permitirá dar solución estructural para asegurar la sostenibilidad del IESS en el tiempo.

Fuente: IESS

(PAY)