Caso Las Torres: Raúl de la Torre se refiere a las coimas entre Nolimit y Petroecuador

El testimonio anticipado de José Raúl De la Torre, exasesor de Petroecuador y familiar del excontralor subrogante, Pablo Celi, es clave para la investigación que lleva adelante la Fiscalía por el delito de delincuencia organizada.

De la Torre habló de coimas, porcentajes e involucró a los hermanos Pablo y Esteban Celi, y al exgerente de Petroecuador, Pablo Flores.

El exasesor de la estatal petrolera fue quien abrió la ronda de testimonios solicitados por la Fiscalía en el caso Las Torres.

“Tengo que aclarar que yo no he tomado el nombre del señor Pablo Celi, no he tomado el nombre del señor Pablo Flores Cueva, no he tomado el nombre del señor Esteban Celi. En los audios que se encuentran transcritos (en el expediente) ustedes podrán observar que procuro siempre no dar los nombres de ellos, por cuidar el cargo que en ese momento desempeñaba Pablo Celi como contralor general del Estado”, sostuvo.

El exfuncionario rindió su versión vía telemática desde la delegación consular de Ecuador en Washington, Estados Unidos, donde fue sentenciado en 2019 por actos de corrupción ejecutados en Petroecuador, entre 2018 y 2019.

Ante el juez de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), Felipe Córdova, De la Torre recordó cuando trabajó en la estatal petrolera.

En este contexto dijo que ingresó a Petroecuador entre finales de 2018 y mediados de 2019, en calidad de asesor de la gerencia nacional que en ese momento estaba a cargo de Pablo Flores y llegó allá por recomendación de su amigo Roberto Barrera.

Comentó que había sido contratado para asesorar en el tema jurídico y de Contraloría al gerente y luego se le extendieron poderes para representar a Pablo Flores.

Reconoció que tenía una relación cercana con Esteban Celi, hermano del entonces contralor Pablo Celi.

Según De la Torre, Esteban Celi le habría manifestado que existía una empresa llamada Nolimit, la cual era dueño su amigo personal José Luis De la Paz y que tenía ciertos temas pendientes sobre todo de planillas por unos trabajos realizados dentro de un sinnúmero de contratos entre esa empresa y Petroecuador.

De la Torre comentó que aprovechando que él estaba en Petroecuador, Esteban Celi le dijo que sería prudente y favorable ayudar a que esos pagos se puedan gestionar.

Añadió que debido a la relación de amistad que tenía Esteban Celi con De La Paz iba a fijar un porcentaje de dinero a cambio, a modo de coima, de las planillas que se llegasen a cancelar.

Sobre esta situación, De la Torre le habría comentado al empresario Roberto Barrera, explicando que obviamente existía la posibilidad de un porcentaje económico a recibir por el pago de esas planillas. Barrera le habría respondido que va a poner en conocimiento de Pablo Flores y que le daría una respuesta.

De la Torre comentó que Barrera se reunió con Flores y le manifestó la propuesta y que posteriormente la aceptó. Aunque la única condición de Flores habría sido que el dinero a recibir se lo dé por intermedio de Barrera y que sea él, quien se encargue de saber los valores.

Según De la Torre, Flores quería recibir el dinero en efectivo y no mediante transacciones para no dejar ningún tipo de rastro.

El exasesor de Petroecuador manifestó que fue en ese momento que habló con Esteban Celi sobre la respuesta de Flores y que se debían realizar los pagos que se tenían pendientes con la empresa Nolimit.

Celi a su vez se contactó con De la Paz para explicarle que había la autorización del gerente de Petroecuador para proceder con los pagos.

De acuerdo con De la Torre fue en ese instante que conoció a De la Paz.

Ante el juez, De la Torre aseveró que mantuvo una reunión con Roberto Barrera, varios accionistas y directivos de Nolimit para hablar de los contratos y de los porcentajes a recibir.

“Debo aclarar que la persona encargada de mantener las relaciones de cobros en un inicio fue Esteban Celi con José Luis De la Paz por la relación que tenían. Se fijó un honorario para las planillas pequeñas, digámoslo así, se iba a realizar un pago del 5% por planilla pagada, de los cuales el 3% iba dirigido a Pablo Flores y el 2% iba a Esteban Celi, Pablo Celi y para mí”, aseguró.

A su vez, el 3% de Flores fue entregado a Roberto Barrera para que le cancele y este a su vez recibía su porcentaje.

También él habría entregado el dinero a Esteban Celi para que disponga de su tanto por ciento a Pablo Celi, pues el mismo Esteban Celi le habría dicho que su hermano iba a “recibir una parte” del dinero.

De la Torre explicó cómo actuaban. Si Nolimit tenía una planilla por cobrar de cerca de USD 21 o 22 millones, para liberar el pago de la misma en Petroecuador se generaba un acuerdo en el que se iba a entregar el porcentaje del 20% para Pablo Flores, Roberto Barrera (USD 2 millones), para Esteban Celi, el entonces contralor Pablo Celi y De la Torre (USD 1´450.000).

El exfuncionario de Petroecuador expuso que habría existió una disputa con Pablo Flores porque él quería recibir el dinero físicamente y no como transferencia.  Asunto que fue superado cuando Nolimit iba a dar el porcentaje ofrecido a Flores en cuentas del extranjero.

En lo que respecta al dinero entregado al empresario inmobiliario Roberto Barrera, De la Torre recordó que dio esa parte a la esposa de Barrera, Martha Barrezueta, quien también es procesada en este caso.

De la Torre expresó que creía y tenía mucho cariño a Esteban y Pablo Celi, y recordó que un día fue a la Contraloría General del Estado y se dirigió al despacho de Pablo Celi para manifestarle “que estaba realizando este pago con Esteban Celi”. Ahí el contralor Celi le habría dicho: “Ok, no hay problema, arregla esto con Esteban”.

En reiteradas ocasiones, las defensas de Pablo Celi como de Pablo Flores han asegurado que De la Torre y Barrera se tomaron los nombres de sus clientes para exigir coimas.

Como parte de la diligencia, la fiscal Diana Salazar y la representante de la Procuraduría, como acusadora particular, concluyeron con sus interrogatorios a De la Torre y continuaron las defensas de los 15 procesados.

El testimonio anticipado de Raúl De la Torre que empezó más de las 9:00 terminó pasadas las 14:00.

El juez Córdova dispuso un receso de 30 minutos e inmediatamente se reanudó la diligencia para escuchar el testimonio anticipado del accionista de Nolimit, José Luis de la Paz, quien también está en Estados Unidos.

De la Paz también es uno de los sentenciados en Estados Unidos, junto a De la Torre y Barrera, por ser parte de una red de corrupción que operó en Petroecuador.

En la lista de llamados a rendir su testimonio por la Fiscalía también están los exdirectores de Nolimit, Sebastián Robles y Patricio Saa, así como el exsubcontralor subrogante y actual funcionario de la Contraloría, Luis Miño; y el accionista de Nolimit, Pedro Crespo.

Fuente: Fiscalía, Corte Nacional de Justicia, El Universo, redes sociales, Pichincha Universal, Republica del Banano

Un comentario Agrega el tuyo

  1. PATRICIO SALAZAR VACAS dice:

    DECLARACIONES CONTUNDENTES, YA DEBERÍAN ESTAR SENTENCIADOS Y PRESOS TODOS LOS INVOLUCRADOS EN ESTE TEMA DE CORRUPCIÓN.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s